Categorías
AHORRO INDEPENDENCIA FINANCIERA INVERSIÓN

Ley de Pareto

La «Ley de Pareto» tiene varios nombres como «la Regla del 80/20» o «Ley de los Pocos Vitales». Pareto, en 1896, estudió la propiedad de la tierra en Italia y descubrió que un 20% de los propietarios poseía el 80% de las tierras. Y aunque los porcentajes pueden variar, así es como se puede generalizar que está distribuida la riqueza en el mundo, es decir, unos pocos tienen casi todo.

ley de Pareto, principio de Pareto o regla del 80/20 aplicada a tus finanzas
Ley de Pareto o regla del 80/20

Aplicaciones generales de Pareto

La aplicación que más nos interesa a nosotros es la relativa al esfuerzos, es decir, el 20% de todos tus esfuerzos producen el 80% de los resultados. Por lo tanto, hay que esforzarse al 100% pero priorizando siempre el 20% del esfuerzo que produce el 80% de los resultados. Por ejemplo:

  • imaginemos una tienda on-line que vende 100 cosas diferentes. La mayoría de la gente que entra en la tienda on-line pide las mismas 20 cosas, sólo una minoría de la gente compra alguna de las otras 80 cosas. Por lo tanto, ese 20% de los productos se colocarán en mejor ubicación en la tienda on-line y también en el almacén, etc.
  • si en nuestra alimentación hacemos lo básico: no comer comida basura, comer frutas y verduras… rápidamente notaremos los resultados en nuestra grasa corporal. Ese será el 20% del esfuerzo con el que notaremos el 80% de los resultados. El resto de los esfuerzos servirán para seguir bajando grasa pero no en la misma proporción.
  • uno de los principios que usamos los minimalistas, es que, el 20% de la ropa de tu armario es la que usas el 80% de las veces y por lo tanto esa es la ropa que has de conservar

Un ejemplo para el principio de Pareto aplicado a la pérdida de grasa lo encontraremos en este enlace de una de Fitness Revolucionario.

Pareto aplicado a nuestro dinero

En tus inversiones y ahorros generalmente no verás un avance rapidísimo. Si es un avance muy rápido cuidado, mucho cuidado, probablemente estás dentro de una estafa o de una burbuja. Por lo tanto, estamos de acuerdo que los frutos de tu ahorro y tus inversiones tardarán en llegar.

La forma de acelerar ese camino es aplicando el principio de Pareto, y al principio centrándonos sobre todo en ese 20% de las cosas que hacemos que provoca el 80% de los resultados.

En el ahorro, por ejemplo, veremos que acciones de las que tomamos nos provocan la mayor parte del ahorro, y nos centraremos ahí. Una vez que ya tengamos interiorizados esos esfuerzos por ahorrar nos centraremos en los pequeños detalles que sumarán pero no tan rápido.

En las inversiones lo mismo, al principio, nos centraremos en aquellas que con poco esfuerzo nos generan buenos resultados. Pero a la larga tendremos que seguir invirtiendo en otras cosas para diversificar, recuerda que no podemos tener todos los huevos en la misma cesta aunque el esfuerzo sea menor.

El consejo de tu vecina

Querido vecino, la manera más fácil de empezar a ahorrar es ser, como yo, una pseudo-minimalista. No requiere mucho esfuerzo comprar sólo aquello que verdaderamente necesitas, se trata tan sólo de ser consciente de donde gastas la mayoría de tu dinero. Si primas la calidad sobre la cantidad ahorrarás fácil. Cuando con este 20% del esfuerzo de ser minimalista hayas conseguido una tasa de ahorro del 80%, si quieres ya puedes centrarte es hacer unas excel súper complicadas donde analices todos tus gastos y encuentres aquellos gastos hormiga que hacen que harán que ahorres un poco más. Yo, vecino mío, no llevo ninguna hoja de gastos porque cuando eres minimalista, poco tienes que apuntar, lo que has gastado ha sido conscientemente y no hay por qué analizarlo al detalle.

Respecto a las inversiones, seguramente la gestión pasiva en fondos indexados o ETFs generarán el 80% de tus beneficios con el 20% de atención a ellas. Yo aquí, empecé al revés, porque cuando yo empecé a invertir nada de esto existía. Por eso, tengo intención de ir cambiando mi esquema de inversión según avance mi vida.

Pero recuerda, que yo sólo soy una vecina dándote un consejo aquí, en mitad de la escalera, y que siempre tienes que analizar lo que te digo, contrastarlo, informarte y tomar tus propias decisiones. Tus inversiones son responsabilidad tuya y de nadie más.

Categorías
AHORRO ESTAFAS INDEPENDENCIA FINANCIERA INVERSIÓN

El esquema Ponzi

Me parece importante inaugurar esta sección del blog de estafas, y la comenzaré explicando el esquema Ponzi. Creo que merece la pena hablar de los diferentes tipos de estafas; porque en el ansia de conseguir la independencia financiera o por querer sacar rentabilidad a nuestros ahorros, en algún momento nos podemos sentir tentados de invertir en productos o proyectos que al final son una estafa.

El esquema Ponzi es casi idéntico a la «estafa piramidal» o «timo piramidal» y lo vamos a tratar como igual en esta entrada. Carlo Ponzi ya la utilizó hace 100 años, y en España Baldomera Larra estafó con este sistema a gente en ¡¡¡ 1876 !!! .

Lo que oís, 150 años más tarde de la primera vez que se inventó esta estafa aún se sigue engañando a gente. ¿Después de 150 años no hemos aprendido nada y no somos capaces de identificarla para no ser estafados? Pues no, todavía seguimos cayendo en la misma trampa. Y lo que es peor aún, seguimos enredados en esta estafa, aunque no queramos e involuntariamente, a través del sistema de pensiones en España.

Cómo empieza el esquema Ponzi

Imaginemos que quieres invertir un dinero y empiezas a buscar donde invertirlo:

  • Miras las letras del tesoro y los bonos del estado y la rentabilidad es ridícula, un 1%, y lo descartas.
  • Miras la bolsa, sube, baja, muy complicada, mucha volatilidad, no la entiendes y la descartas.
  • Miras los depósitos a plazo de los bancos, rentabilidad del 1%, no merece la pena y lo descartas.
  • etc, etc. no hay nada que consiga dar una buena rentabilidad a tus ahorros sin demasiado riesgo.

Hasta que un día llega a tus oídos, por boca de un amigo con muy buena intención, que hay un «negocio» o una «entidad» o lo que sea que te da una rentabilidad del 15%. Piensas que es imposible, pero te acaban convenciendo de que eso es lo más, que no tiene riesgo, que siempre sube…y al final el ansía de hacer dinero te puede y lo inviertes.

Y así cada vez se corre más la voz y se produce el mismo efecto de siempre, el efecto del huevo de kostolany, el de las ballenas, etc. es decir, se hace muy popular, y en consecuencia más y más gente invierte.

En qué se invierte el dinero en el esquema Ponzi

En NADA, absolutamente en NADA. Pero al principio no te das cuenta, porque todos los meses te pagan religiosamente tus intereses y estás tan contento, y piensas «he hecho el negocio del siglo» y «me voy a forrar».

¿Entonces con qué te están pagando los intereses? Pues con tu propio dinero y con el dinero de los que van entrando en la estafa detrás de ti. Evidentemente no hay otro sitio de donde sacarlo.

estafa piramidal, timo piramidal o esquema Ponzi
Estafa Piramidal o Esquema Ponzi (Imagen de Prawny y @vecinafi)

Y la rueda sigue funcionando porque está de moda, todo el mundo habla de ello y todo el mundo invierte en ello. Nuevos inversores siguen entrando a la base de la pirámide y con sus ingresos se alimentan los intereses de las partes superiores de la pirámide.

¿Cuándo se descubre la estafa?

La estafa se puede desmontar por diferentes motivos, algunos de ellos son:

  • Cuando sucede una crisis. Imaginaos la crisis que estamos sufriendo ahora mismo, en el 2020, a causa del coronavirus. Tenemos nuestro dinero invertido en la «estafa» sin saberlo, y nos quedamos sin trabajo y decidimos sacar el dinero de nuestra inversión para pagar nuestra casa y nuestra comida. Y al igual que nosotros el resto de las personas. Y tampoco hay gente nueva que empiece a invertir por primera vez, porque el dinero escasea en general.
  • Cuando llegamos a la parte más alta de la burbuja: se ha corrido la voz, durante mucho tiempo, y mucha gente ha invertido ya, casi todo el mundo está dentro de la estafa, por lo que no queda nadie más por entrar a la base de la pirámide, no hay nuevos estafados.

Si ha sucedido una crisis cuando reclamamos nuestra inversión inicial, porque ya no queremos seguir invirtiendo y necesitamos el dinero, el estafador no puede devolvernos el dinero simplemente porque el dinero ya no está, se repartió a lo largo de los años y no hay nueva gente entrando en la pirámide.

Lo mismo pasa al reventar la burbuja, como nadie entra en la base de la pirámide se dejan de pagar los intereses a todos los que ya están estafados. Cuando vas a reclamar tus intereses te das cuenta que el dinero ya no está, porque la inversión era esa, repartir el dinero que ya había.

El consejo de tu vecina

Me preguntas vecino, ¿cómo detectar una estafa piramidal? Muy fácil, cuando todo el mundo esté ofreciendo un 1% de interés desconfía del que te de 10%. Desconfía de aquello que en el fondo estés pensando «demasiado bueno para ser cierto».

Además no inviertas la mayor parte de tu dinero en nada que no esté regulado por el Banco de España o por la CNMV (Comisión Nacional del Mercado de Valores).

Yo misma ahora tengo una inversión que podría ser o no una estafa piramidal, pero en esa inversión no tengo más del 1% de todos mis ahorros, una pequeña cantidad. Si esa inversión consigue superar una crisis como la de este año es que probablemente no sea una estafa piramidal y confiaré en ella.

Tengo muchas estafas que contarte y te las iré explicando otros días, más adelante. Pero por supuesto, siempre te digo lo mismo, no soy más que una vecina de escalera. No tienes que tomarte lo que digo al pie de la letra, busca, aprende, e invierte tu dinero en lo que tú creas más conveniente.

Categorías
INDEPENDENCIA FINANCIERA INVERSIÓN

El huevo de Kostolany

Hay muchas maneras de explicar los ciclos económicos, pero hoy os voy a explicar «el huevo de Kostolany». Anteriormente ya explicamos por ejemplo la explicación que hay de los «bear and bull markets«, «sell in may and go away» o «el ciclo de las ballenas y las sardinas de la bolsa» entre otros. Hoy os voy a explicar lo que es el huevo de Kostolany.

huevo de kostolany para explicar los ciclos del mercado de valores
huevo de kostolany para entender el estado del mercado

Fases del huevo de Kostolany

Comenzando desde el punto Y las fases del huevo son las siguientes:

  • De Y a A1 hay una fase de corrección, los precios son demasiado bajos.
  • De A1 a A3 la gente comienza a animarse, los precios suben, todo el mundo está haciendo dinero y se genera una sensación de euforia.
  • De A3 a X es la fase de burbuja, los precios ya están demasiado hinchados.
  • De X a B1 comienza la corrección de la burbuja, se empieza a vender y por lo tanto a bajar los precios.
  • De B1 a B3 entramos en pánico, seguimos vendiendo y los precios van cayendo.
  • De B3 a Y estamos en una crisis y nos encontramos en el punto más bajo de los precios del mercado.

Lo que yo hago

Vaya por delante que lo que yo hago es sólo un ejemplo y que es responsabilidad de cada uno formarse, entender su situación y la del mercado y tomar sus propias decisiones.

Normalmente cuando yo detecto que estamos en fase de euforia, suelo seguir comprando acciones pero a un ritmo mucho menor y en menos cantidad. Como siempre para seguir con mi diversificación temporal compraré dos veces al año, aunque si los precios me parece que están muy hinchados compraré poco o tal vez aprovecharé para deshacerme de algo que no me gusta mucho de mi cartera, intentando aprovechar la parte azul del huevo de Kostolany.

En el momento en que veo que estamos en un mercado bajista y que la corrección ha empezado empiezo a comprar más acciones, invierto más dinero y con más frecuencia. En vez de hacerlo dos veces al año invertiré prácticamente todos los meses intentando acertar dentro de la parte roja del huevo de Kostolany.

Lo ideal evidentemente es acertar con el punto X para vender y el Y para comprar. Pero como soy consciente que no voy a acertar y soy una inversora a largo plazo mi estrategia es minimizar compras en la parte azul y maximizar posiciones en la parte roja. Es una diversificación temporal que me ayuda a no equivocarme.

Categorías
INDEPENDENCIA FINANCIERA INVERSIÓN

La importancia de la diversificación

La diversificación es sumamente importante cuando estamos invirtiendo y nosotros (las personas que intentamos sacar una rentabilidad a nuestros ahorros) somos una pulga al lado de los inversores con letras mayúsculas. Por una simple razón, la información a nosotros nos llega tarde y distorsionada. Nuestra capacidad de reacción es menor porque no trabajamos 24 horas al día mirando la evolución del mercado. Por eso es difícil que las personas normales y corrientes veamos antes de nadie el caballo ganador desde lejos.

Sigamos con el ejemplo de una carrera de caballos. Habrá gente muy vinculada al mundo de los caballos que sabrá exactamente lo que ha comido en el último año cada uno de los caballos, lo que han dormido, las lesiones que han tenido, las horas que han entrenado, etc. saben cada detalle porque se dedican a ello. Nosotros, al salir de nuestros trabajos nos hemos informado, pero como mucho sabremos qué caballos han ganado las últimas carreras, si alguno ha tenido una lesión tan grave como para que salga en la prensa (de las lesiones pequeñas ni enterarnos), etc. Cuando vayamos a apostar en la carrera seremos los que menos información tenemos, así que no nos queda otra que apostar a un montón de caballos para que alguno de los que hemos comprado quede entre los tres primeros.

Ejemplo de una cartera diversificada

La diversificación no es nada nuevo, de hecho el libro judío del Talmud en el siglo III ya lo menciona de una manera muy simple, «una persona debería tratar de dividir su dinero en tres: un tercio en tierras, un tercio en negocios y un tercio en la mano».

regla judía de los tres tercios para dividir el dinero
Regla tres tercios (Imagen de Deedster)

La interpretación que se hace es la siguiente: las tierras en aquel entonces eran una inversión segura que no bajaba de valor pero tenía poco rendimiento, el negocio tiene un alto rendimiento pero se asume un mayor riesgo y siempre hay que tener dinero disponible para gastos inesperados.

Si lo aplicamos a la vida de hoy, directamente sin pararnos a pensar en los porcentajes tendríamos:

  • un tercio de nuestros bienes tienes que estar en tierras, inmuebles (no vale la casa en la que vivimos, eso no es una inversión, es un gasto porque la necesitamos para vivir), deuda pública, etc. cosas que renten poco pero que tengan poco riesgo.
  • un tercio estaría invertido en acciones, fondos de inversión, ETFs o valores similares. O tal vez también podamos invertirlo en montar un negocio. Todo esto puede rentarnos mucho pero también puede perderse.
  • otro tercio será dinero que tengamos a mano en depósitos bancarios o cuentas similares de las que podamos echar mano ahora.

Los porcentajes tal vez ya no sean válidos pero algo tan antiguo debería cogerse como orientación para saber si alguna de las patas y nos cojea, empezando por si somos capaces de tener ahorros…

La diversificación infinita

Imaginemos que ya tienes la regla de los tres tercios cubierta con: una plaza de garaje que alquilas, unas acciones de una empresa concreta en la bolsa y dinero a mano. Ahorras más dinero y quieres sumar o comprar algo más a cada uno de tus tres tercios.

Entonces empiezas a analizar el mercado inmobiliario y piensas que comprar otra plaza de garaje en un barrio determinado es concentrarse demasiado y decides comprar un piso para alquilar en otro barrio diferente. La siguiente vez que pienses incrementar tus posiciones en «tierras» igual piensas que otro piso en tu ciudad es arriesgado y decides que es mejor comprar algo en otra ciudad, en otro país y así infinito. Existen fondos que invierten tu dinero de esta manera pero creo que ya se aleja un poco de la imagen que tenían los judíos de lo que era invertir en tierras.

Y te pasa lo mismo cuando vas a comprar más acciones, quieres comprar acciones de tu país pero en otro sector (querrás tener empresas energéticas, bancarias, automovilísticas, etc.) y luego empresas de otros países, de otros continentes y como se hará inmanejable comprarás fondos de inversión y ETFs que diversifiquen por ti alrededor de todo el mundo.

El consejo de tu vecina

Vecino, si ni siquiera tienes dinero ahorrado empieza a ahorrar. Y cuando ya tengas algo ponlo en marcha al menos con la regla de los tres tercios judía, o investiga y aprende más de cómo diversificar tu dinero.

Personalmente pienso que a nosotros los trabajadores que estamos intentando ser rentistas o que nuestros ahorros no se pudran en una cuenta bancaria y vayan perdiendo valor cada año, no nos queda más remedio que diversificar. Lo que no sé muy bien es donde poner el final de la diversificación infinita. Algún día vecino te contaré como tengo yo organizada mi cartera y en qué porcentajes más o menos.

Pero acuérdate que sólo soy una simple vecina dándote un consejo en mitad del portal, tú tienes que informarte y hacer lo que creas más conveniente para ti.

Categorías
INDEPENDENCIA FINANCIERA INVERSIÓN TUTORIALES

Tutorial para Comprar Acciones con ING

Si ya estás decidido a que comprar acciones (con o sin dividendo), has hecho una búsqueda del valor que quieres comprar y no estás seguro de los pasos a seguir mira éste pequeño tutorial que he preparado. Es un tutorial para comprar acciones a través de ING.

He hecho el tutorial sobre el bróker de ING porque es el que yo uso para las acciones a largo plazo porque no cobra comisión de custodia. Y también porque es muy accesible, sencillo y fácil de utilizar.

la bolsa de valores ya no se usa y puedes comprar acciones de la bolsa con un simple ordenador y unas conexión a internet
Bolsa de valores de Nueva York (Imagen de 272447)

Paso 0

El primer paso es tener una cuenta en ING. Puedes seguir los pasos que te describen en su propia página web. Acuérdate de asegurarte que tengas o no la nómina en su banco no te van a cobrar ninguna comisión por mantener la cuenta, por realizar trasferencias, etc. tal y como ya indiqué en uno de los primeros post sobre los bancos sin comisiones.

Una vez que ya tengas la cuenta abierta necesitarás que también te abran la cuenta bróker siguiendo los pasos que detallan también en su propia página web.

Paso 1

Una vez que ya tienes la cuenta bróker abierta, hay dos cosas que tienes que hacer:

  • lo primero que tienes que hacer es una trasferencia desde tu banco a tu cuenta en ING del dinero que consideres que vas a invertir en acciones. Este tipo de trasferencias suelen tardar un par de días en realizarse.
  • Una vez que la trasferencia ya esté en tu cuenta naranja o cuenta nómina de ING tendrás que hacer una mover el dinero que quieras invertir a tu cuenta bróker. Para ello realizar una trasferencia interna a la cuenta de efectivo que es la cuenta que siempre utiliza el bróker para comprar las acciones o pagarte los dividendos, etc. Esta operación tarda unos minutos en realizarse normalmente.

Cuando el dinero ya esté en tu cuenta de efectivo puedes empezar a comprar acciones.

Paso 2

En la sección de mis productos tendrás que elegir el redondo de inversión «bróker naranja» y hacer doble click sobre el mismo.

tutorial comprar acciones en ING para operar con broker
paso 2a del tutorial para comprar acciones con bróker ING

Cuando ya estés dentro de la página del bróker naranja verás tres botones y tendrás que clickar en el que dice «operar» y elegir «comprar valores» en el desplegable que te aparecerá debajo.

tutorial para comprar acciones en bróker naranja ing paso 2
paso 2b del tutorial para comprar acciones con bróker ING

Paso 3

Elegiremos como cuenta desde la que comprar la cuenta de efectivo donde hemos ingresado el dinero en el Paso 1. Y en el buscador introduciremos el valor que queremos comprar. Veremos que nos aparecerá el valor en la parte de abajo y tendremos que hacer click sobre él.

tutorial comprar acciones en bróker ing
paso 3a del tutorial para comprar acciones con bróker ING

Una vez que hayamos elegido la empresa en la que queremos invertir nos aparecerá una pantalla como la siguiente con las opciones que tenemos para comprar acciones. También veremos el valor/precio actual de la acción.

tutorial para comprar acciones con bróker ING
paso 3b del tutorial para comprar acciones con bróker ING

Paso 4

En este último paso realizaremos la compra de acciones de una manera muy sencilla. Lo primero que tenemos que hacer es elegir si queremos comprar un número de acciones o una cantidad de dinero concreta.

  • si elegimos el número de acciones (por títulos) tendremos que calcular que en nuestra cuenta de efectivo hay suficiente dinero para comprar esas acciones. Por ejemplo si quiero comprar 10 acciones y están a 10€ cada una tendré que tener al menos 100€ más la comisión que me va a cobrar ING.
  • si elegimos por importe, introducimos los euros que nos queremos gastar y el bróker nos calculará cuantas acciones podremos comprar.

Luego nos va a pedir cómo las queremos comprar. Si no nos queremos complicar mucho y tenemos puesta la vista en el largo plazo no nos vamos a marear con limites de precios, pero aún así os explico las opciones:

  • A mercado significa que las compras al precio que estén según le das al botón, que es más o menos el precio en el que están cotizando en ese momento y que te ha salido al buscar la empresa en el buscador. Si la bolsa no ha abierto aún las comprará nada más que abran por la mañana.
  • Por lo mejor significa que comprará las más baratas que encuentre y si no encuentra suficientes acciones esperará, con lo cual se te puede quedar un cacho comprado y otro no.
  • Limitado es poner el precio máximo que estás dispuesto a pagar por la acción y tendrás que introducir hasta que fecha quieres esperar.

Después sólo hay que darle al botón de aceptar.

Conclusiones

Nada más que añadir a lo que he explicado al principio, es un bróker muy fácil de usar y que está muy a mano sobre todo si ya tienes una cuenta abierta en ING.

Categorías
INVERSIÓN

Dónde NO Invertir

No sé si me atrevería a dar un consejo de dónde invertir, pero ten por seguro que lo que sí puedo decirte es donde NO invertir. La respuesta es muy fácil. Cuando veas que mucha gente a tu alrededor habla de una inversión maravillosa que da una rentabilidad increíble, ahí NO inviertas. Lo voy a repetir por si no ha quedado claro: «NO invertir en lo que está en boca de todos». Ahora te voy a explicar la teoría que hay detrás. La teoría de las ballenas y las sardinas.

cuando todo el mundo habla de lo buena que es una inversión entonces es el momento de NO invertir en ella
NO invertir en algo de lo que todo el mundo está hablando (Imagen de Ryan McGuire)

El momento de las ballenas

El valor de las acciones de una empresa o el valor de cualquier cosa en general puede subir por diferentes motivos. El motivo justo de que las acciones de una empresa suban es porque está teniendo muy buenos resultados, se está expandiendo y está teniendo éxito, etc.

Pero hay otro motivo que es el de las ballenas. Imagina que hay gente muy poderosa que tiene la mayor parte del dinero del mundo. Estas personas son las ballenas. Las ballenas, fuertes y poderosas pueden comprar muchísimas acciones de una empresa. El que las ballenas vayan comprando muchas acciones de esa empresa hace que las acciones suban mucho de precio. Puede que haya una única ballena comprando o puede que haya varias.

Vamos a imaginar que las ballenas empezaron comprando acciones de una empresa a 1€, imagínate que se llama X. Como las ballenas compran muchas acciones el precio empieza a subir y las acciones de X llegan a valer 100€. Genial, las acciones de la empresa X han subido de 1€ a 100€ sin ningún motivo aparente, su producto es el mismo, nada ha cambiado salvo el precio de sus acciones.

El momento de las sardinas

Es entonces cuando se empieza a correr la voz de «sabes cuál es una buena inversión?, compra X, que sube como la espuma». Esas personas que ahora están corriendo la voz son las sardinas.

Las sardinas no tienen tanto dinero como las ballenas, así que si al principio unas pocas ballenas compraron todas las acciones de una empresa ahora habrá millones de sardinas que compren cada una con sus ahorros unas poquitas acciones.

Mientras las sardinas sigan comprando acciones el ritmo de subida de la empresa X seguirá, y puede que sus acciones lleguen a valer más todavía. Pero habrá un momento en el que ya no haya más sardinas que quieras comprar acciones y entonces el valor de la acción se estancará.

El batacazo

Entonces se corre la voz entre las sardinas «la empresa X ya no va a subir más, es el momento de vender». Y algunas sardinas empezarán a vender, por lo que el precio bajará un poco. Y el resto de sardinas ven como el precio baja y también quieren vender, y se desata el caos porque todo el mundo quiere venderlas y cuanto más bajan con más ganas quieren vender. Y todas esas sardinas que compraron las acciones por más de 100€ las irán vendiendo, unas a 100€ otras a 50€ hasta que las acciones lleguen al valor que deberían tener, el del principio, 1€.

Un ejemplo, el del bitcoin

A mediados del 2017 de repente todo el mundo hablaba del bitcoin, todos los periódicos hablaban de que el bitcoin iba a ser el futuro del dinero. De que si comprabas bitcoins ahora era la mejor inversión que te podías imaginar porque el bitcoin era la transformación del sistema financiero. Todas las sardinas picaron. Las que picaron primero hicieron muchos beneficios y alardeaban de sus inversiones. Entonces más sardinas picaron, hasta que de repente el bitcoin de derrumbó casi tan rápido como subió.

cotización del bitcoin como ejemplo de donde no invertir por la teoría de la ballena y las sardinas

El consejo de tu vecina

Cuando oigas hablar de que todo el mundo está haciendo un montón de dinero con algo, seguramente ya no es el momento de invertir en ese algo. Por lo tanto, como decía Rockefeller » cuando mi limpiabotas invierte en bolsa, yo lo vendo todo». Olvídate de los chollos y de hacerte rico en dos meses. Si quieres conseguir la independencia no hay otro camino que el ahorro, la inversión responsable y la paciencia del interés compuesto.

Pero por supuesto esto es el consejo de una vecina de escalera, a la que no debes de hacer mucho caso. Al final tienes y debes hacer lo que tú creas más conveniente.

Categorías
AHORRO INDEPENDENCIA FINANCIERA INVERSIÓN

Interés Compuesto

Como vimos en los post relacionados con el IPC, no es tarea fácil ganarle la carrera a la vida. Con la renta fija se arriesga poco y se consigue poca rentabilidad. Con la renta variable se arriesga más pero también hay posibilidad de ganar algo más. Pero lo que sí jugará a nuestro favor y nos ayudará un poco más a ganarle la carrera al IPC es el interés compuesto.

El interés compuesto se trata de que no te gastes aquellos beneficios que generes por tu renta fija (bien por tener el dinero en una cuenta bancaria o invirtiendo en deuda pública entre otros) o con los dividendos que cobres en tu renta variable o con cualquier otra forma de generar ingresos pasivos que te iré explicando.

Todos los ingresos pasivos que vayas generando los tienes que volver a invertir. Esto es especialmente interesante con los niños y con la gente joven (aunque el problema suele ser que uno de joven tiene poco dinero para invertir). El interés compuesto es especialmente beneficioso cuando más tiempo lo dejes trabajar para ti.

el interés compuesto necesita tiempo para trabajar y ayudarte a acumular más ahorros
La impostancia del tiempo en el interés compuesto (Imagen de Tumisu)

Un ejemplo

Vamos a extender el ejemplo que vimos con la renta fija y vamos a añadir un ejemplo de renta variable (en base a dividendos).

Acordaos siempre que los ejemplos que doy son versiones más o menos simplificadas. En este caso, entre otras cosas, vamos a simplificar los impuestos que hay que pagar cada vez que se cobra un interés de cualquier cosa, también vamos a ignorar las comisiones de cualquier tipo. También vamos a pensar que las empresas en bolsa se han mantenido igual y que todo ha tenido la misma rentabilidad todos los años.

En este caso nos vamos a imaginar a cuatro bebés, que al nacer han recibido un regalo de 1.000€. Con estos 1.000€ cada madre ha decidido hacer una cosa diferente. Veremos de qué les servirán a estos bebés los 1.000€ que tuvieron de regalo al nacer si cuando tienen 60 años deciden jubilarse pronto:

  • Madre normal: Metió los 1.000€ en una cuenta bancaria, en bonos del estado, en acciones, etc. Da igual en que los invirtió porque cada año usaba los intereses que generaba la cuenta para comprar algún capricho.
  • Madre ahorradora: Metió los 1.000€ en una cuenta bancaria a un 0,5%. Cada año dejaba los intereses que generaba la cuenta para que siguiesen estando en la cuenta.
  • Madre inversora: compró bonos del estado o acciones de una empresa que reparte dividendos a un 3% anual pero cada año usaba los dividendos para comprar nuevas acciones o bonos.

A los 60 años de edad, cada uno de los hijos tiene el siguiente capital para ayudarle en su jubilación.

el interés compuesto juega a tu favor y ayuda a que tus ahorros crezcan y cada vez tengas más dinero
comparativa del dinero acumulado

La fuerza del interés compuesto

La fuerza del interés compuesto es más importante cuando:

  • invertimos una cantidad importante de dinero
  • el interés que recibimos por nuestra inversión es grande
  • los años que lo podemos dejar invertido son muchos

Imaginemos que en el ejemplo anterior el bebé en vez de recibir un regalo de 1.000€ recibió una herencia de 100.000€ y su madre se lo invirtió en bolsa con dividendos del 3% reinvirtiendo los dividendos cada año. A los 60 años el bebé, ya en edad de jubilarse tendría casi 600.000€. Y si en vez de un dividendo del 3% lo que tenía eran 100.000€ durante 60 años al 5% (algo posible) entonces se jubilaría con casi 2.000.000€.

Lo que yo he hecho

El dinero que yo recibo en dividendos, etc. lo uso siempre para comprar más acciones. Nunca me lo gasto.

Y en cuanto nacieron mis hijos les abrí cada uno una cuenta en la que se les suman 50€ mensuales y también un fondo de inversión (del cual me arrepiento un poco y ya os contaré por qué) con 3.000€ en el que por ahora no estoy haciendo más aportaciones que la inicial.

El consejo de tu vecina

Querido vecino, no pienses que el dinero que tienes es poco para invertirlo y tampoco menosprecies el interés de esos bonos del estado o cualqueir otra inversión que se cruce en tu camino.

Ninguna inversión inicial es pequeña ni ningún interés es poco si dejas trabajar durante muchos años al interés compuesto.

Pero como siempre, este es el consejo de una vecina que puedes hacerle caso o no. Pero por favor, antes de olvidar esto que te estoy contando, echa un ojo en alguna de estas calculadoras de interés compuesto para calcular qué es lo que tendrías al jubilarte con esos pequeños ahorros que puede invertir ahora.

Categorías
INDEPENDENCIA FINANCIERA INVERSIÓN

Qué son las acciones de la bolsa

Una manera muy simple de entender qué son las acciones de la bolsa es imaginarse una empresa muy grande que se divide en cachitos súper pequeños y cada cachito de esa empresa es una acción de la bolsa.

una acción es un cacho muy pequeño de una empresa, un accionista es ser el dueño de una pequeña parte de una empresa
Los accionistas son los dueños de una parte muy pequeña de una empresa (Imagen de moerschy)

Calcular el valor de una acción

Para saber cuál es el valor de esa acción lo primero que hay que hacer es saber cuál es el valor de la empresa en su totalidad.

Para calcular el valor de la empresa hay muchos métodos y pueden resultar complejos y no es nuestra intención ponernos a hacer valoraciones, pero en general diremos que se hace como con cualquier cosa sumando todo lo que esa empresa tiene (edificios, beneficios, etc.) y se resta todo lo que debe (créditos). Y si es una empresa cuyo valor no se puede calcular con cosas que se pueden tocar, pues se usará otro método.

Una vez que ya sepamos el valor de una empresa, dividimos el número que nos sale entre el número de cachitos en que la queremos partir y listo, tenemos el valor de la acción.

Por ejemplo si tenemos una empresa que hemos calculado que vale 100.000€ y la queremos partirla en 100.000 cachitos, entonces está claro que cada acción de esa empresa vale 1€.

La volatibilidad de las acciones

El valor de las empresas varía constantemente y por lo tanto también el precio de sus acciones. Esto es lo que se denomina volatibilidad.

Si el servicio que ofrece una empresa de repente se convierte en algo muy demandado por la gente entonces su valor subirá y si pasa lo contrario bajará.

Pongamos por ejemplo la epidemia del coronavirus en 2020. La empresa PharmaMar que estaba en marzo de 2020 en mínimos en abril se puso a vender tests para el COVID-19 como si no hubiese un mañana y su valor subió como la espuma. Al mismo tiempo se prohibieron todos los vuelos entre países para frenar la expansión del virus, y el valor de las empresas de aviación como Iberia cayó en picado.

ejemplo de cambio de cotización de empresas en bolsa según el contexto del coronavirus en 2020
Ejemplo del cambio de valor de dos empresas durante el coronavirus en 2020

El valor de las empresas puede cambiar por otros muchos motivos, y el valor de sus acciones también. Y no nos vamos a poner a analizarlos todos. Lo que tenemos que tener claro es que en cualquier momento puede cambiar el valor de cualquier empresa y mucho. Y por lo tanto también cambia el valor de sus acciones (los cachitos de la empresa).

Es por ello que invertir comprando acciones es invertir en renta variable. Porque el valor de lo que hemos comprado no es fijo y varía en el tiempo.

Qué acciones podemos comprar

No podemos comprar acciones de todas las empresas del mundo porque no todas las empresas quieren vender cachitos. Pongamos el ejemplo simple de la carnicería del barrio, los dueños de la carnicería son los únicos dueños de su negocio y ni han calculado su valor, ni lo han dividido en cachitos y mucho menos han ofrecido a nadie comprarles un cachito de su empresa.

Sin embargo, si esa carnicería quisiese ampliar el negocio y necesitase dinero para montar un montón de carnicerías a lo largo del país entonces necesitaría un dinero que no tiene. Ese es principalmente el motivo por el que una empresa decide vender cachitos de su empresa, para conseguir más dinero y poder invertirlo en ampliar el negocio.

Qué significa ser accionista

Desde el mismo momento en el que los dueños de un negocio venden acciones o cachitos de su empresa, entonces ya dejan de ser los únicos propietarios de su empresa y ahora serán dueños de la empresa todos aquellos que hayan comprado acciones de la misma.

Si has comprado aunque sea una única acción de una empresa, ya eres accionista o inversor. Ya eres uno de los pocos o muchos dueños que tiene esa empresa. Siguiendo con el ejemplo de la empresa que está valorada en 100.000€ y se ha dividido en acciones de 1€ cada una, si compras 1.000€ en acciones te habrás convertido en el propietario de un 1% de la empresa.

Los accionistas son propietarios de la empresa y podrán recibir beneficios de la empresa (dividendos), y también podrán tomar parte en la toma de decisiones de la empresa. Para tomar decisiones de la empresa podrán ir a la Junta de Accionistas de la empresa y emitir el voto que consideren.

En el momento que quieras dejar de ser accionista de una empresa, lo único que tienes que hacer es vender tus acciones de la misma. Si tienes suerte las venderás a un precio mayor del que las compraste y si no, pues las venderás más baratas.

El consejo de tu vecina

Querido vecino, si alguna vez has pensado que te gustaría ser dueño de tu propio negocio, pero no sabes en qué negocio, ni cómo empezar, ni cómo hacerlo, te aconsejo que te subas al carro del accionista.

Como cualquier negocio puede que te salga bien o puede que te salga mal, pero la satisfacción que sentirás de poseer aunque sea una baldosa de esa empresa que tanto te gusta no se paga con dinero.

Para mí es muy gratificante saber que soy accionista de Iberdola cada vez que pongo en marcha la lavadora, o que soy accionista de AXA cada vez que renuevo la póliza de mi seguro.

Pero como siempre te digo, esto es sólo el consejo de vecina que te estoy dando aquí en mitad de la escalera. Piénsalo, medítalo y haz lo que tú creas que es más conveniente para ti.

Categorías
INDEPENDENCIA FINANCIERA

Independencia Financiera

Ha llegado el momento de explicar lo que para mí significa el concepto de independencia financiera. Pero para ello quiero que respondas primero a una pregunta:

  • ¿ Si no te pagasen nada, seguirías yendo todos los días sin faltar ninguno a trabajar?

Puede que pienses que si no te pagasen podrías ir de vez en cuando a trabajar, para entretenerte, para sentirte realizado. Pero la pregunta no es esa, la pregunta espera las siguiente respuestas, todas ellas sin excepción:

  • A pesar de tener hoy un mal día en el trabajo, aunque no me paguen, mañana me despertaré y volveré a venir a trabajar.
  • Aunque tenga un familiar enfermo en el hospital, después de que se me pasen los días de permiso que se me conceden por ley, dejaré a mi familiar en el hospital y aunque no me paguen iré a trabajar.
  • Aunque haya pasado una mala noche y me sienta cansado, aunque no me paguen iré a trabajar en cuanto suene el despertador.
  • Aunque mis hijos pequeños estén enfermos, buscaré un abuelo o alguien con quien dejarlos y aunque no me paguen iré a trabajar.
  • Aunque trasladen mi empresa a otra ciudad y me cueste una eternidad ir y volver de trabajar, aunque no me paguen iré todos los días sin excepción.
  • A pesar de que algún compañero de trabajo me esté haciendo la vida imposible o mi jefe sea un imbécil, aunque no me paguen, iré a trabajar todos los días sin falta.
  • Aunque mi trabajo conlleve viajar mucho y estar lejos de mi familia durante mucho tiempo, a pesar de que no me paguen iré a trabajar.

Si tus respuestas son un SI contundente a todo lo que he planteado, entonces, no necesitas ningún tipo de independencia financiera.

La realidad de la carrera profesional

Cuando uno empieza a trabajar está muy entusiasmado, piensa que tiene una carrera prometedora por delante y tiene ganas de aprender un montón de cosas. Según pasan los años, en la mayoría de los casos te vas cansando, si tienes hijos vives agotado intentando compaginar mil cosas a la vez, ves como no has llegado donde esperabas, que no has ascendido en tu empresa y seguramente no hayas conseguido todas las metas que soñabas. Si viene una crisis verás en el mejor de los casos un recorte salarial o tendrás miedo de quedarte sin trabajo.

Cuando se es joven en una empresa sentirás que eres libre y que tienes unas hermosas alas grandes para volar muy alto. Según pasen los años trabajando probablemente cada vez te sientas menos libre y más prisionero. Tal vez unos pocos, tengan una maravillosa carrera profesional y habrán volado muy alto. Pero en la mayoría de los casos, nos habrán cortado las alas o en el mejor de los casos nos las habrán desplumado.

la libertad financiera te hace libre para hacer lo que quieras en cada momento sin la obligación de ir a trabajar
Libertad para hacer lo que quieras cuando obtengas la independencia financiera (imagen de silviarita)

Razones para la independencia financiera

Por eso es importante tener cierta independencia financiera. La independencia financiera, para mí, es tener un buen colchón de ahorro e inversión y ninguna deuda. Con la independencia financiera serás libre. Esto es lo que podrás hacer con la independencia financiera:

  • Podrás cogerte algunos días de permiso sin sueldo para cuidar de familiares cuando lo necesiten.
  • Podrás cogerte una excedencia sin cobrar para cuidar de tus hijos pequeños o de tus padres cuando sean mayores.
  • Podrás cogerte una excedencia para viajar o ver mundo, sólo o con tu familia.
  • Podrás dejar un trabajo que no te gusta sin miedo y tomarte un tiempo para buscar otro para probar si te va mejor.
  • Podrás jubilarte antes cuando ya sientas que te falta la energía y las ganas de ir entusiasmado a darlo todo en el trabajo.
  • Podrás que decir NO a muchas cosas que no te gustan de tu trabajo sin miedo a que te despidan o a que no te toque subida de salario en la próxima revisión.

Caminar en el mundo laboral, sabiendo que eres financieramente independiente y que puedes vivir sin trabajar 1 día, 1 mes, 1 año, 10 años o toda la vida es muy positivo. Te hará sentir libre y dueño de tu propio destino.

Si has nacido en una familia que te proporcione esa independencia financiera puedes olvidarte de conseguirla tú mismo, pero si has nacido como yo, en el seno de una familia obrera entonces tienes que ponerte manos a la obra. Primero tienes que ahorrar y si te atreves después invertir lo ahorrado.

El consejo de tu vecina

Vecino mío, últimamente veo que vienes muy cansado de trabajar. Cada vez tienes las ojeras más profundas y cara de preocupación. Creo que estás sufriendo mucho estrés en tu trabajo. Si me dejas darte un consejo, abraza la independencia financiera. Empieza a ahorrar hoy mismo para poder descansar cuando lo necesites. Tan sólo soy una vecina preocupada por tu salud, puedes hacerme caso o puedes seguir por el mismo camino.

Para que no te pierdas

Para empezar a ahorrar puedes leer alguna entrada como la de la hormiga ahorradora. Si ya tienes unos ahorros y quieres empezar a sacarles algún beneficio lee las siguientes entradas del blog.