Categorías
INDEPENDENCIA FINANCIERA INVERSIÓN

El inversor paciente

El inversor paciente tiene más probabilidades de que le vaya bien. Sobre todo los que somos inversores a largo plazo, desde que plantamos la semilla hasta que nos comemos lo fruta va a pasar mucho mucho tiempo. Pero eso no quiere decir que desde que plantamos la semilla hasta que nos comemos la fruta no tengamos que ir de vez en cuando a mirar si el árbol va recto o torcido.

Así que voy a usar esta similitud y el caso concreto de unos amigos míos para explicaros cuando y cuando no hay que ser paciente con las inversiones a largo plazo.

La similitud de la inversión y el árbol

Cuando inviertes estás plantando una semilla, como cuando plantas un árbol. Pero vamos a ver, nadie esperará comerse una manzana después de 10 años si hoy ha tirado la semilla en el asfalto de una carretera o en mitad de un desierto. Si dentro de 10 años te quieres comer unas manzanas jugosas ahora mismo buscarás un buen terreno con la cantidad de agua y tierra que son necesarias. Y cada poco tiempo mirarás si el tronco va recto o torcido y si necesita ser trasplantado a otro macetero más grande o a otro sitio con menos viento.

Igualmente si vas a invertir para vivir de las rentas dentro de unos años, tendrás que elegir muy muy bien donde invertir ese dinero, igual que miras que no estás plantando el árbol en un desierto. Y mirarás cómo van esas inversiones, si se mantienen, si van subiendo o si van cayendo. Y al igual que el árbol torcido por el viento, si hace falta moverás ese dinero invertido a un terreno más próspero, es decir venderás lo que no funciona y comprarás en algo que esté funcionando, porque puede ser que el análisis que hiciste al invertir la primera vez no fuese el adecuado.

El inversor paciente sí, pero no siempre

Por lo tanto, al invertir hay que tener paciencia, pero la paciencia no es para ver cómo se esfuma tu dinero y al final no tienes nada. La paciencia es para saber que a veces hay rechas malas, crisis, etc. y entender que de ellas se sale y que tus inversiones seguirán la tendencia que tenían antes de la crisis. Y ahí está la clave, en la tendencia. Cuando durante un tiempo largo la tendencia de tu inversión es cuesta abajo y no prevés que vaya a haber un cambio, una moda o un milagro que cambie esa tendencia, entonces por favor, adiós paciencia. Si la tendencia era alcista y crees que la crisis que estás viviendo no afecta a su tipo de negocio, entonces sí, paciencia.

Os pongo el ejemplo de unos amigos que su querida asesora del banco les colocó un montón de acciones del mismo banco. Y esa fue la inversión de mis amigos. Todo mal, todos los huevos en la misma cesta, todos los huevos en el mismo país, todos los huevos en el mismo sector y todos los huevos en la misma empresa y todos los huevos en el mismo tipo de activo. Cuando la inversión empezó a ir mal, mis amigos confiaron en una asesora que les decía » en las inversiones hay que tener paciencia». Y así una y otra vez, esperaron pacientes a que su dinero acabase casi casi desapareciendo.

Un ejemplo de paciencia

Pongamos el ejemplo de la siguiente imagen. Es la evolución de los últimos 5 años de los índices S&P 500 e IBEX 35 (imágenes de la izquierda) y de dos empresas Amazon y BBVA (imágenes de la derecha).

el inversor paciente
El inversor paciente con la tendencia alcista

Si hubieses invertido hace 5 años en los dos índices y las dos empresas podrás tener paciencia con el S&P 500 y con Amazon en diversos momentos (en el 2019, en el coronavirus del 2020, etc.) y todo irá bien. En los casos del S&P 500 y de Amazon el inversor paciente tendrá las de ganar. En el caso del BBVA allá cada uno con su nivel de paciencia…y con el IBEX35 bueno, tal vez algo se pueda rascar.

El consejo de tu vecina

Yo hace años cometí el mismo error que cometen los principiantes, porque entonces aún no existían los roboadvisor… Invertí en empresas españolas (porque las conocía) y sinceramente se me acabó la paciencia y poco a poco voy a ir deshaciendo posiciones y vendiendo algunas de ellas (no todas porque parte del IBEX me va muy bien). Se me ha acabado la paciencia y también ya se me ha borrado el cariño con el que las compré (que también mantuve durante demasiado tiempo por cariño, todo hay que decirlo).

Vecino, tienes unas acciones de algún banco enquistadas, no te encariñes ni agarres a acciones en una larga tendencia bajista de años, porque probablemente ya nunca volverás a ser lo que un día fueron…véndelas y busca valores que sean fuertes y tengan un buen potencial alcista.

Pero recuerda que estos es una simple conversación de vecinos de escalera. Piensa, infórmate y responsabilízate de la decisión que tomes de lo que vas a hacer con tu dinero.

Categorías
INDEPENDENCIA FINANCIERA INVERSIÓN

Toros y Osos en la bolsa

Los toros y los osos en la bolsa son dos conceptos muy sencillos, que no requieren grandes explicaciones. Sirven para decir en una palabra como lo están haciendo los mercados de valores. Los toros son mercados alcistas y los osos son mercados bajistas.

toros y osos en la bolsa de valores o Bulls and bears in the stock market
Toros y Osos en la bolsa de valores (imágenes de Dmitry Abramov y  Clker-Free-Vector-Images)

Los toros («Bull Market»)

Cuando nos encontramos un «bull market» los precios de las acciones están subiendo y subiendo. Según el mercado empieza a subir la gente piensa «vamos a comprar más acciones que esto sube como la espuma», y eso lleva a que el precio de las acciones siga y siga subiendo.

Las características de un «bull market» (los toros) son las siguientes:

  • La tasa de paro es muy baja (casi todo el mundo trabaja y el dinero está circulando)
  • La economía es fuerte (el pez que se muerde la cola, como todo el mundo trabaja, todo el mundo gasta y como todo el mundo gasta todo el mundo trabaja para producir lo que se necesita)
  • Normalmente suele tener una duración de unos 9 años (por eso escuchamos muchas veces que la economía es cíclica y que cada ciclo dura unos 10 años)

Los osos («Bear Market»)

Cuando nos encontramos en un «bear market» los precios de las acciones bajan drásticamente (no son pequeñas correcciones). Cuando la gente ve bajar el precio de las acciones se asusta y comienza a vender sus acciones, lo que hace que el precio de las acciones siga cayendo y cayendo.

Las características de un «bear market» (los osos) son las siguientes:

  • La tasa de paro es muy alta (la gente pierde su trabajo y el dinero deja de circular)
  • La economía es débil, nos encontramos ante una recesión (de nuevo el pez que se muerde la cola, como nadie tiene trabajo, nadie gasta y como no se gasta no hace falta producir nada y se va más gente al paro)
  • Normalmente suele tener una duración de 1 año (sumados a los 9 años de un «bull market» ya tenemos los 10 años de duración del ciclo de la economía)

Qué es lo que yo hago

Lo primero de todo lo que yo hago NO es lo que tú tienes que hacer. Cada uno tiene que ver su situación personal y decir lo que más le conviene. Pero a modo de ejemplo pongo lo que yo hago.

Como los toros suelen durar como 9 años, suelo comprar acciones, fondos de inversión, ETFs, etc. durante los primeros años periódicamente. Pongamos por ejemplo los primeros 5 años. Luego el resto de años sigo comprando pero no al mismo ritmo y dedico más dinero al ahorro. En definitiva compro acciones 2 veces al año normalmente, durante los primeros años del «bull market» compraré más cantidad y durante los últimos años menos.

Cuando llega la época de los osos me encuentro con bastante dinero ahorrado para invertir. Entonces en vez de comprar acciones dos veces al año paso a comprar acciones todos los meses para tener diversificación temporal puesto que no sé predecir cual va a ser el punto más bajo del mercado. A partir de ahí pueden pasar dos cosas, que haya gastado bastante dinero en acciones que subirán en la siguiente fase de los toros o que la economía permanezca hundida para siempre, y es esa situación ya no sé qué podría pasar…espero que no suceda nunca.

Si veis el post de mi cartera veréis que a finales de 2019 tenía (sin contar el dinero de los niños) más de 25.000€ listos para ser invertidos. Desde febrero de 2020, momento en el que ha empezado el último oso o «bear market» es lo que llevo haciendo todos lo meses. Ya veréis la evolución de mi cartera a final de año.

Categorías
INVERSIÓN

Qué son los índices bursátiles

En esta entrada voy a explicarte de una manera muy sencilla qué son los índices bursátiles y para qué los vamos a poder utilizar nosotros.

A estas alturas ya te he explicado lo que son las acciones de la bolsa. Que son esos pequeños cachos de empresa que puedes comprar y convertirte en un accionista. Las empresas que venden acciones a veces se agrupan en lo que se llaman índices bursátiles.

Los índices bursátiles con un ejemplo

Imaginemos la población del mundo entero. Hay todo tipo de personas altas, bajas, gordas, flacas, ricas, pobres, de un un país o de otro, hombres o mujeres, etc.

Ahora imaginemos que de todas las personas del mundo nos vamos a fijar en los que son rubios. Pero decidimos que entre todos esos rubios nos vamos a quedar con los 500 más rubios, los que tienen el pelo más claro de todos ellos. Y a ese grupo de súper rubios decidimos llamarle el índice «RUBIOS 500».

O imaginemos que de todas las personas del mundo nos fijamos en las que son americanas, y decidimos que de todas las personas americanas vamos a hacer un grupo con las 30 personas más gordas de esas 3000 personas americanas. Y a ese grupo de súper gordos americanos decidimos llamarle el índice «AMERICANOS GORDOS 30».

Los índices de la bolsa son exactamente eso, son grupos con unas características claras de todas las empresas que han decidido vender cachitos de sus empresas. El valor que en cada momento tiene cada índice se calcula haciendo una media ponderada con el valor de las acciones que lo componen.

Índices bursátiles por zona geográfica

Una manera de agrupar las empresas es por el país de origen de la misma. Así tenemos por ejemplo:

  • Eurostoxx 50: Agrupa a las 50 empresas Europeas más grandes
  • DAX 30: Agrupa a las 30 empresas Alemanas más grandes
  • IBEX 35: Agrupa a las 35 empresas más grandes de España
  • S&P 500: Agrupa a las 500 empresas mas importantes de USA
  • Nikkei 225: Agrupa a las 225 empresas más grandes de Japón
  • MSCI World: Agrupa a 1600 empresas de 23 países distintos
hay todo tipo de índices bursátiles, algunos cubren zonas geográficas, otros materias primas o divisas
Ejemplo de índice bursátil que agrupa empresas a nivel mundial

Índices bursátiles por sectores, etc.

Hay múltiples maneras de agrupar las empresas del mundo, como por ejemplo:

  • Ejemplos de índices sectoriales hay infinitos: sector bancario, construcción, empresas tecnológicas, etc.
  • Ejemplos de índices de divisas que miden el valor de una moneda frente a otras, índices de materias primas, etc.

Para qué nos van a servir a nosotros los índices bursátiles

Para nosotros, los índices bursátiles que tenemos que al menos conocer, saber que son, etc. es decir, los básicos son (doy por hecho que estáis leyendo desde España):

  • MSCI World: 1600 empresas del mundo desarrollado
  • MSCI Emerging markets: 1100 empresas de mercados emergentes
  • Eurostoxx 50, Ibex 35 y tal vez el S&P 500

Una vez que ya nos hemos familiarizado con los índices podemos hacer varias cosas con ellos:

  • Compararnos con ellos para ver si nuestras inversiones están yendo mejor o peor que un índice en concreto
  • Fijarnos en las empresas que los conforman, en las empresas que entran en el índice y en las que salen para ver si nos resulta interesante incorporarla o sacarla de nuestra cartera de inversión
  • Intentar replicarlos para que nuestra inversión se comporte más o menos parecido al índice

Fondos que replican los índices bursátiles

Hay fondos de inversión que se denominan fondos indexados que lo único que hacen es tener dentro de su fondo una réplica del índices. Se denominan ETFs.

Es muy interesante la inversión en ETFs puesto que sabemos que se va a comportar igual que el índice al que está intentando imitar. Se pueden comprar igual que las acciones, lo único que tendrán una pequeña comisión que se la lleva el gestor que replica el índice.

La comisión en los ETFs suele ser pequeña porque el gestor realmente no tiene que hacer un trabajo grande de análisis del estado de las empresas, ni andar mirando la cotización cada segundo para comprar o vender una acción determinada en un momento determinado.

El consejo de tu vecina

Por ahora como sólo estamos empezando sólo necesito que te vayas familiarizando con los conceptos de índice bursátil y ETF. También me gustaría que mirases de vez en cuando la cotización de algunos de estos índices.

Más adelante ya veremos como invertir en ETFs y las ventajas y desventajas que tiene. Pero esto es tan sólo el consejo de una vecina de portal, que puedes seguir o ignorar.

Categorías
INDEPENDENCIA FINANCIERA INVERSIÓN

Ingresos extra con dividendos

Una de las maneras fáciles que hay para completar tu sueldo o tu jubilación con una fuente de ingresos extra es el cobro de dividendos. Os explicaré cómo conseguir unos ingresos extra con dividendos.

Si ya sabes lo que son las acciones y lo que significa ser accionista o inversor de una empresa, sabrás que ganarás o perderás dinero dependiendo de cómo le haya ido a la empresa y si las acciones que has comprado las puedes vender más caras o más baratas de lo que las compraste.

Pero también puedes ganar algún dinero con algunas empresas independientemente del valor que tengan sus acciones. Algunas empresas deciden repartir parte de sus beneficios todos los años entre sus accionistas.

El reparto de parte de los beneficios entre los accionistas de la empresa se llama dividendo y generalmente funciona de la siguiente manera.

ingresos extra con dividendos de empresas
Conseguir ingresos extra cobrando dividendos

Cómo se calcula el dividendo

En Diciembre, cuando se cierran las cuentas de la empresa, se calculan los beneficios o pérdidas que ha tenido la empresa a lo largo del año. Si la empresa ha tenido beneficios en la Junta de Accionistas se puede decidir lo siguiente:

  • Si repartir los beneficios (dividendos) entre los accionistas o no
  • Cuánto dinero se repartirá por cada una de las acciones
  • Cuándo de pagará el dividendo en la cuenta de los accionistas

Tipos de dividendos

Existen diferentes tipos de dividendos:

  • Dividendo ordinario: El modo de repartir el dinero que acabo de explicar en el apartado anteriores un dividendo ordinario. Las empresas que tienen tradición de repartir dividendos ordinarios lo harán casi todos los años. Sólo dejarán de repartir dividendos en los años en que las cosas les han ido muy mal.
  • Dividendo extraordinario: A veces, si la empresa ha conseguido un ingreso extra por algún motivo puede decidir repartir un dividendo extraordinario. Los ingresos extra suelen ser porque han vendido filiales, edificios, etc.
  • Dividendo flexible: La empresa puede decidir si en vez de pagar el dinero del dividendo directamente al accionista se lo pagará con más acciones de la propia empresa. El accionista en vez de recibir dinero en su cuenta tendrá más acciones de la empresa.

Pros y contras de los dividendos

Las empresas que tienen tradición de pagar dividendos lo harán todos los años, salvo contadas excepciones. Y estas empresas atraen a muchos inversores que quieren recibir todos los años un minisueldo y que mantendrán las acciones en su cartera independientemente de si suben o bajan. Esto hace que el precio de las acciones de este tipo de empresas que tienen tradición de repartir dividendos se mantenga más o menos estable en el tiempo.

Sin embargo, si la empresa reparte dividendos, es un dinero que sale de la empresa. Es decir, la empresa tiene menos capital después de repartir el dividendo que antes de repartirlo, por lo tanto, el valor de la empresa y por lo tanto el valor de las acciones suelen bajar un poco después del reparto del dividendo. Las empresas que no reparten dividendos y utilizan ese dinero para invertir en la propia empresa, tienen más posibilidades de crecer, invertir en la propia empresa y cada vez valer más. Es decir, las empresas que no reparten dividendos tienen más posibilidades de ir mejor que las que los reparten.

Cuando un accionista recibe el dividendo en la cuenta, tendrá que pagar los impuestos (en el año 2020 hasta un 23%). Sin embargo si recibe el dividendo flexible con nuevas acciones o si la empresa no ha repartido dividendos (y por lo tanto ahora vale más) el Estado todavía no habrá podido meter la mano en su dinero.

Lo que yo he hecho

Como ya os explicaré más adelante yo he creado la mayor parte de mi cartera de inversión con acciones que tienen tradición de repartir dividendos.

Esto es porque lo que yo pretendo es jubilarme un poco antes y recibir un minisueldo todos los meses de los dividendos.

Hay gente que acumula riqueza y luego se jubila utilizando esa riqueza. A mí este sistema no me gusta porque hay que calcular los años que vas a vivir, si lo que has acumulado te va a durar todos los años que vivas, estimar cuánto será el IPC en esos años en lo que ya no generas ingresos, etc.

Yo prefiero que cuando me jubile no tenga que echar mano de lo que he acumulado y pueda vivir de los intereses que generan. Una manera de vivir de lo que has generado es cobrar los dividendos en tu cuenta.

Como todavía no me he jubilado, elijo empresas que tienen un dividendo alto y que su negocio me parece que funcionará bien muchos años. Si las empresas me dan la opción de elegir dividendo flexible, elijo que me den nuevas acciones en vez de pagarme el dividendo en cuenta. Si la empresa me paga el dividendo en mi cuenta lo ahorro (nunca me lo gasto) y lo utilizo para comprar más acciones de la empresa que en ese momento más me interese comprar.

Cuando ya esté jubilada, sin embargo, en la opción de dividendo flexible elegiré que me paguen el dividendo a cuenta y en vez de ahorrar el dividendo lo usaré para vivir.

El consejo de tu vecina

Querido vecino, mira en google » mejores dividendos España» o «mejores dividendos Europa» o «mejores dividendos USA» o lo que se te ocurra y mira qué porcentage del dinero que invirtieses en una acción se te pagaría en tu cuenta todos los años. Calcula cuánto dinero más o menos tendrías que tener invertido para sacarte un sueldo decente para pagarte a ti mismo sin necesidad de trabajar.

Simplemente te pido que le des una vuelta y lo vayas pensando. Te iré contanto más cosas, pero por ahora sólo piénsatelo. Pero como siempre, este es sólo el consejo de una simple vecina de escalera a la que puedes hacer caso o no.

Categorías
INDEPENDENCIA FINANCIERA INVERSIÓN

Qué son las acciones de la bolsa

Una manera muy simple de entender qué son las acciones de la bolsa es imaginarse una empresa muy grande que se divide en cachitos súper pequeños y cada cachito de esa empresa es una acción de la bolsa.

una acción es un cacho muy pequeño de una empresa, un accionista es ser el dueño de una pequeña parte de una empresa
Los accionistas son los dueños de una parte muy pequeña de una empresa (Imagen de moerschy)

Calcular el valor de una acción

Para saber cuál es el valor de esa acción lo primero que hay que hacer es saber cuál es el valor de la empresa en su totalidad.

Para calcular el valor de la empresa hay muchos métodos y pueden resultar complejos y no es nuestra intención ponernos a hacer valoraciones, pero en general diremos que se hace como con cualquier cosa sumando todo lo que esa empresa tiene (edificios, beneficios, etc.) y se resta todo lo que debe (créditos). Y si es una empresa cuyo valor no se puede calcular con cosas que se pueden tocar, pues se usará otro método.

Una vez que ya sepamos el valor de una empresa, dividimos el número que nos sale entre el número de cachitos en que la queremos partir y listo, tenemos el valor de la acción.

Por ejemplo si tenemos una empresa que hemos calculado que vale 100.000€ y la queremos partirla en 100.000 cachitos, entonces está claro que cada acción de esa empresa vale 1€.

La volatibilidad de las acciones

El valor de las empresas varía constantemente y por lo tanto también el precio de sus acciones. Esto es lo que se denomina volatibilidad.

Si el servicio que ofrece una empresa de repente se convierte en algo muy demandado por la gente entonces su valor subirá y si pasa lo contrario bajará.

Pongamos por ejemplo la epidemia del coronavirus en 2020. La empresa PharmaMar que estaba en marzo de 2020 en mínimos en abril se puso a vender tests para el COVID-19 como si no hubiese un mañana y su valor subió como la espuma. Al mismo tiempo se prohibieron todos los vuelos entre países para frenar la expansión del virus, y el valor de las empresas de aviación como Iberia cayó en picado.

ejemplo de cambio de cotización de empresas en bolsa según el contexto del coronavirus en 2020
Ejemplo del cambio de valor de dos empresas durante el coronavirus en 2020

El valor de las empresas puede cambiar por otros muchos motivos, y el valor de sus acciones también. Y no nos vamos a poner a analizarlos todos. Lo que tenemos que tener claro es que en cualquier momento puede cambiar el valor de cualquier empresa y mucho. Y por lo tanto también cambia el valor de sus acciones (los cachitos de la empresa).

Es por ello que invertir comprando acciones es invertir en renta variable. Porque el valor de lo que hemos comprado no es fijo y varía en el tiempo.

Qué acciones podemos comprar

No podemos comprar acciones de todas las empresas del mundo porque no todas las empresas quieren vender cachitos. Pongamos el ejemplo simple de la carnicería del barrio, los dueños de la carnicería son los únicos dueños de su negocio y ni han calculado su valor, ni lo han dividido en cachitos y mucho menos han ofrecido a nadie comprarles un cachito de su empresa.

Sin embargo, si esa carnicería quisiese ampliar el negocio y necesitase dinero para montar un montón de carnicerías a lo largo del país entonces necesitaría un dinero que no tiene. Ese es principalmente el motivo por el que una empresa decide vender cachitos de su empresa, para conseguir más dinero y poder invertirlo en ampliar el negocio.

Qué significa ser accionista

Desde el mismo momento en el que los dueños de un negocio venden acciones o cachitos de su empresa, entonces ya dejan de ser los únicos propietarios de su empresa y ahora serán dueños de la empresa todos aquellos que hayan comprado acciones de la misma.

Si has comprado aunque sea una única acción de una empresa, ya eres accionista o inversor. Ya eres uno de los pocos o muchos dueños que tiene esa empresa. Siguiendo con el ejemplo de la empresa que está valorada en 100.000€ y se ha dividido en acciones de 1€ cada una, si compras 1.000€ en acciones te habrás convertido en el propietario de un 1% de la empresa.

Los accionistas son propietarios de la empresa y podrán recibir beneficios de la empresa (dividendos), y también podrán tomar parte en la toma de decisiones de la empresa. Para tomar decisiones de la empresa podrán ir a la Junta de Accionistas de la empresa y emitir el voto que consideren.

En el momento que quieras dejar de ser accionista de una empresa, lo único que tienes que hacer es vender tus acciones de la misma. Si tienes suerte las venderás a un precio mayor del que las compraste y si no, pues las venderás más baratas.

El consejo de tu vecina

Querido vecino, si alguna vez has pensado que te gustaría ser dueño de tu propio negocio, pero no sabes en qué negocio, ni cómo empezar, ni cómo hacerlo, te aconsejo que te subas al carro del accionista.

Como cualquier negocio puede que te salga bien o puede que te salga mal, pero la satisfacción que sentirás de poseer aunque sea una baldosa de esa empresa que tanto te gusta no se paga con dinero.

Para mí es muy gratificante saber que soy accionista de Iberdola cada vez que pongo en marcha la lavadora, o que soy accionista de AXA cada vez que renuevo la póliza de mi seguro.

Pero como siempre te digo, esto es sólo el consejo de vecina que te estoy dando aquí en mitad de la escalera. Piénsalo, medítalo y haz lo que tú creas que es más conveniente para ti.