Categorías
AHORRO INDEPENDENCIA FINANCIERA

Minimalismo y Ahorro

En mi opinión, minimalismo y ahorro son dos conceptos que van abrazados. Si eres minimalista vas a tener éxito ahorrando, seguro. Pero, lo primero de todo, hagamos categorías de personas para intentar identificar en cual nos encontramos. Como siempre, personas hay tantas que no habría suficientes categorías para clasificarlas, pero yo voy a mencionar a tres:

Los consumidores

Los consumidores: Aquellos que compran de todo, incluso los habrá que pidan créditos para comprar cosas. Cada vez tienen más cosas dentro de su casa y por lo tanto, probablemente tengan la sensación de que su casa se les ha quedado pequeña. Vivirán a disgusto en una casa que les parece insuficiente o se mudarán a una más grande. Pagarán un alquiler o una hipoteca más cara. Cada vez que compran algo se sienten felices, pero en pocos días esa sensación se desvanece.

las personas consumista gastan más de lo que tienen usando tarjetas de débito con las que se endeudan y no pueden pagar
Persona consumista que se gasta lo que no tiene con tarjetas de crédito (Imagen isuru prabath)

Los pseudo-minimalistas

Los pseudo-minimalistas: Son aquellos que antes de comprar cualquier cosas se lo piensan mucho, piensan sobre su utilidad y se de verdad lo necesitan. También pueden comprar cosas sin necesidad, pero serán cosas que los hagan felices durante mucho tiempo, incluso años. Las compras por felicidad serán pocas, por lo tanto sus casas contienen cosas útiles y aunque sean casa pequeñas serán suficientemente grandes. Pagarán un alquiler o una hipoteca más barata.

Los minimalistas puros

Los minimalistas puros: Son aquellos que pueden vivir con prácticamente nada. Algunos pueden vivir incluso con las pertenencias que les caben en una mochila. Los hay que viven en cabañas minúsculas en mitad de un bosque o aquellos que no tienen ni cama.

Los minimalistas puros son el grupo de personas más libres de todos porque no sólo no tienen cosas que no necesitan, sino que encima no necesitan prácticamente nada. Con muy poco pueden vivir y por lo tanto seguramente no tengan ni que trabajar.

Los consumidores están total y absolutamente atrapados. Todo lo que tienen les parece insuficiente y al poco tiempo de adquirir algo empezarán a pensar en lo siguiente que les hace falta. Siempre hay algo: un teléfono nuevo, una nueva prenda de ropa o un electrodoméstico que les hará la vida más fácil. La gran mayoría de las personas entran en este grupo, estoy prácticamente segura.

En este momento de mi vida yo me considero pseudo-minimalista. Tengo un reto muy grande y es que comparto mi casa con una pareja no tan pseudo-minimalista y dos niños. A pesar de todo, en mi casa hay armarios en los que no hay nada en las baldas, están vacíos. Nos sobra el espacio. Vivimos 4 personas en un piso de 90 metros cuadrados y nos sobra espacio para cosas. No me importaría para nada tener una casa más grande, pero sería para tener más espacio para las personas y no para las cosas.

El consejo de tu vecina

Por lo tanto vecino, mi consejo es el siguiente, no me abandones y no te mudes a otro vecindario más elegante y con casas más grandes. Probablemente con la que tienes tengas suficiente espacio y si no lo tienes inicia una limpieza minimalista. Si abrazas un modo de vida pseudo-minimalista tendrás mucho más fácil conseguir ahorrar tal y como expliqué en la entrada de la hormiga ahorradora. Estarás más cerca de conseguir la independencia financiera.

Pero como siempre digo, este es un simple consejo de una vecina que quiere lo mejor para ti, que desea que en vez de comprarte el próximo iPhone te compres unas acciones de Apple. Puede que me equivoque o puede que no, pero en cualquier caso está en tu mano decidir qué es lo siguiente que vas a comprar, si al comprártelo estás cubriendo una necesidad real, si al comprártelo te va a hacer feliz durante mucho tiempo o si simplemente lo quieres tener y ya está.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *