Categorías
INDEPENDENCIA FINANCIERA

Libertad Financiera

Quiero utilizar este post para aclarar algunos conceptos de Independencia o Libertad Financiera para aquellos que hayáis caído en este blog por casualidad y no hayáis oído hablar nunca del término. Por supuesto lo intentaré explicar con mis propias palabras, es decir, con lo que para mí significa tener una Independencia Financiera.

¿Qué es la Independencia Financiera?

El término de Independencia Financiera (IF) significa que aunque dejes de ingresar dinero por un trabajo común (es decir, si no ingresas dinero por tu nómina a final de mes nunca más) tienes suficiente dinero ahorrado o invertido como para vivir sin cobrar más nóminas hasta que te mueras.

Por lo tanto, cuando alcanzas ese punto de ahorros e inversiones con los que tienes esa Independencia Financiera puedes seguir trabajando o no, será una opción. En ese punto te puedes convertir en un Trabajador Opcional.

Diferentes niveles de IF

No todo el mundo necesita el mismo dinero para alcanzar ese punto de Independencia Financiera. Algunas personas querrán tener un cochazo y viajar alrededor del mundo cuando ya no tengan que trabajar y otros querrán quedarse en el pueblo cuidando de unas gallinas. Por lo tanto, cada cual tiene que calcular más o menos cuando se podrá jubilar. En mi caso, lo veo más como un término medio, no quiero ni jubilarme jugando a golf por todo el mundo ni quedarme chupándome el dedo en una cueva…

Los dos polos de la Independencia Financiera

LEAN FIRE significa que has alcanzado el punto de Independencia Financiera mínimo, es decir, puedes dejar de trabajar y con los ahorros que tienes eres capaz de mantener un nivel de gastos justo justísimo.

FAT FIRE significa que puedes dejar de trabajar y darte la vidorra, viajar alojándote en hoteles o lo que hayas pensado que te apetece hacer sin reducir el nivel de vida que hayas llevado hasta entonces.

Para mí entre el LEAN y el FAT fire hay una amplia gama de grises. No está de más que cada uno calcule cuanto dinero necesitaría para alcanzar su Independencia Financiera, cuál sería su número: medio millón de euros, un millón…(ya hablaremos otro día de cómo calcularlo).

Mi opinión sobre la Independencia Financiera

En España es algo relativamente difícil de conseguir (y si tienes hijos ni te cuento…), no podemos comparar nuestros ingresos con los sueldos de seis cifras que parece que es el estándar americano. Por lo tanto a mayores ingresos y con una mínima conciencia de lo que se gasta y lo que no, es evidente que su capacidad de ahorro no tiene nada que ver con la nuestra.

Por eso a mí también me gusta usar el término Flexibilidad Financiera, que es tener la suficiente Libertad Financiera no sólo pensando en cuando podré de trabajar para siempre (si a los 35 años, a los 45 o a los 60 años) sino para poder usarla en diferentes momentos de tu vida.

En mi caso me gusta tener esa Flexibilidad Financiera para cogerme sin pensármelo mucho: vacaciones más largas, permisos en el trabajo, reducciones de jornada, etc. Y eventualmente si mi salud y mis ahorros me lo permiten me jubilaré antes que el resto de mis compañeros de empresa, que saldrán a la puerta a despedirme con mucha alegría seguro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *