Categorías
BURBUJAS INVERSIÓN

La burbuja de los tulipanes

Me parece necesario que aprendamos a identificar las burbujas para no caer en ellas. Ya hemos hablado con anterioridad de cómo identificar una burbuja, sobre todo, no comprar X cuando todo el mundo esté hablando de lo buena inversión que es X. Si está en boca de todo el mundo es que la burbuja ya está servida. Quiero tirar un poco de historia y repasar las burbujas que ha habido en la historia porque un ejemplo vale más que mil palabras. Y por eso he abierto esta entrada, para hablar de la burbuja de los tulipanes.

La crisis de los tulipanes: mito o realidad

Pues no me voy a enredar en tecnicismos de si hubo una crisis de los tulipanes o simplemente fueron una moda. Lo que está claro es que hubo gente que llegó a pagar por un bulbo el equivalente al sueldo anual de un artesano, así que algo ya hubo. En cualquier caso, pensemos en las fábulas y los cuentos que nos contaban de pequeños, que tenían una moraleja y de todos se sacaba un aprendizaje. Así que tomemos la burbuja de los tulipanes como verdadera o como una historia inventada, pero en cualquier caso extraigamos una lección y aprendamos de esta historia.

burbuja de los tulipanes o crisis de los tulipanes o tuliponamina en holanda
Burbuja de los tulipanes (Imagen de PublicDomainPictures)

La historia de la crisis de los tulipanes

Se considera la primera burbuja especulativa de todos los tiempos ya que empezó alrededor del año 1636 en los Países Bajos. También se conoce con el nombre de tulipomanía. La gente amaba estos bulbos y lo consideraban un lujo, y entonces empezaron a comprarlos. Se pusieron de moda y cada vez más gente los compraba, hasta que en 1636 alcanzaron su precio máximo. Y como buena burbuja, pinchó y en febrero de 1937 su precio cayó en picado.

burbuja tulipanes, crisis de los tulipanes o tulipomanía
Precios de los bulbos durante la crisis de los tulipanes

Lo que tenemos que analizar aquí es la forma en la que el precio subió rápidamente en menos de 4 meses hasta su punto máximo. Los motivos de semajante subida pudieron ser, por ejemplo:

  • puede que la gente se encontrase con mucho dinero en sus manos y no supiese bien en qué invertirlo
  • puede que se pusiese de moda comprar un bulbo que se consideraba un lujo, una ostentación o una pieza de colección
  • puede que se corriese la voz de que invertir en bulbos traería ganancias aseguradas

Las razones por los que pinchó pueden ser muchas también: la gente se dio cuenta de la ridiculez que era pagar tanto por un bulbo, o dejaron de estar de moda o ya todo el mundo tenía bulbos y no había nadie a quién vendérselos. Todas ellas ejemplos de las típicas causas por las que revienta cualquier burbuja: al final se acaba imponiendo la sensatez.

El consejo de tu vecina

Querido vecino, siempre que escuches que una inversión es una ganancia segura, cuando esté en boca de todos, desconfía. Si todo el mundo habla de ello probablemente acabe por reventar. Si algo se pone de moda y sube de precio analiza si es razonable que valga tanto, coge ángulo y perspectiva y piénsalo fríamente.

Pero éste es el consejo de tu vecina de escalera, que en el fondo soy una ignorante. Estudia, aprende y toma tus propias decisiones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *