Categorías
INDEPENDENCIA FINANCIERA INVERSIÓN

Ingresos extra con dividendos

Una de las maneras fáciles que hay para completar tu sueldo o tu jubilación con una fuente de ingresos extra es el cobro de dividendos. Os explicaré cómo conseguir unos ingresos extra con dividendos.

Si ya sabes lo que son las acciones y lo que significa ser accionista o inversor de una empresa, sabrás que ganarás o perderás dinero dependiendo de cómo le haya ido a la empresa y si las acciones que has comprado las puedes vender más caras o más baratas de lo que las compraste.

Pero también puedes ganar algún dinero con algunas empresas independientemente del valor que tengan sus acciones. Algunas empresas deciden repartir parte de sus beneficios todos los años entre sus accionistas.

El reparto de parte de los beneficios entre los accionistas de la empresa se llama dividendo y generalmente funciona de la siguiente manera.

ingresos extra con dividendos de empresas
Conseguir ingresos extra cobrando dividendos

Cómo se calcula el dividendo

En Diciembre, cuando se cierran las cuentas de la empresa, se calculan los beneficios o pérdidas que ha tenido la empresa a lo largo del año. Si la empresa ha tenido beneficios en la Junta de Accionistas se puede decidir lo siguiente:

  • Si repartir los beneficios (dividendos) entre los accionistas o no
  • Cuánto dinero se repartirá por cada una de las acciones
  • Cuándo de pagará el dividendo en la cuenta de los accionistas

Tipos de dividendos

Existen diferentes tipos de dividendos:

  • Dividendo ordinario: El modo de repartir el dinero que acabo de explicar en el apartado anteriores un dividendo ordinario. Las empresas que tienen tradición de repartir dividendos ordinarios lo harán casi todos los años. Sólo dejarán de repartir dividendos en los años en que las cosas les han ido muy mal.
  • Dividendo extraordinario: A veces, si la empresa ha conseguido un ingreso extra por algún motivo puede decidir repartir un dividendo extraordinario. Los ingresos extra suelen ser porque han vendido filiales, edificios, etc.
  • Dividendo flexible: La empresa puede decidir si en vez de pagar el dinero del dividendo directamente al accionista se lo pagará con más acciones de la propia empresa. El accionista en vez de recibir dinero en su cuenta tendrá más acciones de la empresa.

Pros y contras de los dividendos

Las empresas que tienen tradición de pagar dividendos lo harán todos los años, salvo contadas excepciones. Y estas empresas atraen a muchos inversores que quieren recibir todos los años un minisueldo y que mantendrán las acciones en su cartera independientemente de si suben o bajan. Esto hace que el precio de las acciones de este tipo de empresas que tienen tradición de repartir dividendos se mantenga más o menos estable en el tiempo.

Sin embargo, si la empresa reparte dividendos, es un dinero que sale de la empresa. Es decir, la empresa tiene menos capital después de repartir el dividendo que antes de repartirlo, por lo tanto, el valor de la empresa y por lo tanto el valor de las acciones suelen bajar un poco después del reparto del dividendo. Las empresas que no reparten dividendos y utilizan ese dinero para invertir en la propia empresa, tienen más posibilidades de crecer, invertir en la propia empresa y cada vez valer más. Es decir, las empresas que no reparten dividendos tienen más posibilidades de ir mejor que las que los reparten.

Cuando un accionista recibe el dividendo en la cuenta, tendrá que pagar los impuestos (en el año 2020 hasta un 23%). Sin embargo si recibe el dividendo flexible con nuevas acciones o si la empresa no ha repartido dividendos (y por lo tanto ahora vale más) el Estado todavía no habrá podido meter la mano en su dinero.

Lo que yo he hecho

Como ya os explicaré más adelante yo he creado la mayor parte de mi cartera de inversión con acciones que tienen tradición de repartir dividendos.

Esto es porque lo que yo pretendo es jubilarme un poco antes y recibir un minisueldo todos los meses de los dividendos.

Hay gente que acumula riqueza y luego se jubila utilizando esa riqueza. A mí este sistema no me gusta porque hay que calcular los años que vas a vivir, si lo que has acumulado te va a durar todos los años que vivas, estimar cuánto será el IPC en esos años en lo que ya no generas ingresos, etc.

Yo prefiero que cuando me jubile no tenga que echar mano de lo que he acumulado y pueda vivir de los intereses que generan. Una manera de vivir de lo que has generado es cobrar los dividendos en tu cuenta.

Como todavía no me he jubilado, elijo empresas que tienen un dividendo alto y que su negocio me parece que funcionará bien muchos años. Si las empresas me dan la opción de elegir dividendo flexible, elijo que me den nuevas acciones en vez de pagarme el dividendo en cuenta. Si la empresa me paga el dividendo en mi cuenta lo ahorro (nunca me lo gasto) y lo utilizo para comprar más acciones de la empresa que en ese momento más me interese comprar.

Cuando ya esté jubilada, sin embargo, en la opción de dividendo flexible elegiré que me paguen el dividendo a cuenta y en vez de ahorrar el dividendo lo usaré para vivir.

El consejo de tu vecina

Querido vecino, mira en google » mejores dividendos España» o «mejores dividendos Europa» o «mejores dividendos USA» o lo que se te ocurra y mira qué porcentage del dinero que invirtieses en una acción se te pagaría en tu cuenta todos los años. Calcula cuánto dinero más o menos tendrías que tener invertido para sacarte un sueldo decente para pagarte a ti mismo sin necesidad de trabajar.

Simplemente te pido que le des una vuelta y lo vayas pensando. Te iré contanto más cosas, pero por ahora sólo piénsatelo. Pero como siempre, este es sólo el consejo de una simple vecina de escalera a la que puedes hacer caso o no.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *