Categorías
AHORRO

Gastos emocionales

A lo largo de nuestra vida todos hemos caído más de una vez en los gastos emocionales. Quien no ha salido súper contento de aprobar un examen y se ha pagado una ronda de cervezas a su salud, o quien no ha estado triste y se ha comprado un pastel y se lo ha zampado…todos hemos pasado por ahí y está bien, nadie es perfecto, nuestras imperfecciones son múltiples y todos los días incurriremos en alguna. El problema es cuando se convierte en un hábito.

El ciclo de los gastos emocionales

Da igual que sean gastos emocionales o que engordas por comer emocionalmente, o que bebes alcohol en exceso por tus problemas en todos estos casos se puede crear un círculo vicioso.

gastos emocionales
Ciclo de gastos emocionales

Cuando entras en un ciclo de gastos emocionales negativo tendrás un problema origen de tus gastos emocionales por alguna desgracia que te haya sucedido, algún problema que te mantiene en un estado de ansiedad, etc. Para salir de ese estado de animo negativo hay una solución buena y una solución mala. La solución mala será comer algo calórico, beber, comprarte ropa, etc. esa solución te dará un pico de alegría. Pero al rato te sentirás culpable por haber comido en exceso, por haber bebido o haberte gastado un dinero que te hará sentirte mal de nuevo. Y así el ciclo volverá a empezar.

La manera de salir del ciclo negativo es ir a terapia, hacer deporte, estar con amigos, estar en contacto con la naturaleza, etc. que te harán sentir bien, y sintiéndote bien no tendrás la necesidad de recompensarte con dulces, alcohol, zapatos…

Identificar los gastos emocionales

Hay gente que no tiene ni idea de que está inmersa en este ciclo (yo conozco personas cercanas a mí que tienen – en mi opinión – un problema con las compras y no me atrevo a decírselo). Hay gente que lo sabe pero no tienen ni idea de como pararlo.

Para ambos casos, si crees que tienes un problema como si no te propongo lo siguiente. Cada vez que compres algo que NO necesitas o algo que SÍ necesitas pero te has comprado el modelo más caro que había porque te gustaba más (que también puede ser una decisión irracional o no), te propongo que cojas el ticket (o un papelito si lo has comprado online), marques el precio y pongas como te sentías ANTES de comprarlo (si quieres puede poner también como te sentías después) y lo guardes en una caja.

Al cabo de un tiempo mira la caja, si hay pocos tickets emocionales pues está bien, todos nos damos caprichos de vez en cuando. Sin embargo si hay muchos observa lo que pusiste. ¿en todos estabas triste, enfadada, rabiosa, contenta? ¿qué te había provocado ese sentimiento? Ahora que ya lo tienes identificado ataca a lo que te provoca ese sentimiento y soluciónalo con todas tus fuerzas.

compras emocionales, gastos emocionales
Compras o gastos emocionales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *