Categorías
AHORRO INDEPENDENCIA FINANCIERA

Ganarle al IPC

En España, el Instituto Nacional de Estadística va mirando como va cambiando el precio de un montón de cosas, eso se llama calcular el IPC. Con ese dato, el del IPC, podemos ver si cada vez es más caro vivir o tal vez más barato.

Todos los trabajadores sabemos lo que es el IPC, porque todos los años nuestra empresa nos sube el sueldo para ajustarlo con lo que cuesta vivir. Es decir, una vez al año nos suelen subir nuestro salario tanto como el IPC. Y digo nos suelen, porque al menos yo ya he vivido unos cuantos años en los que se me ha congelado la nómina y no me la han ajustado al IPC. No subirnos el IPC es de lo que primero echan mano los empresarios para bajarnos el sueldo.

Como lo oyes, no subirte el IPC en tu sueldo, no es quedarte como estás. Que no te suban el IPC es que te bajen tu sueldo. Si todo lo que compras sube, es decir, todo lo que se usa para calcular el IPC sube y tu sueldo sigue igual, entonces está claro que eres un poco más pobre que el año pasado.

Tenemos claro entonces que si no te suben el IPC en su sueldo estás perdiendo dinero. Con tus ahorros pasa lo mismo, si tus ahorros no crecen al mismo ritmo que el IPC estás perdiendo dinero.

Normalmente la manera más fácil de perder dinero con los ahorros es si los tienes guardados en una cuenta normal y corriente en el banco. Vamos, la que todos tenemos para cobrar la nómina, la cuenta normal.

Variación del IPC en España

Lo primero, los datos. Si miramos en el INE podemos ver cuánto ha variado el IPC. Yo he mirado el IPC cada año desde el 2010 hasta el 2020. En algunos años fue positivo y en otros negativo. Lo podéis ver en la siguiente imagen:

variación subidas y bajadas del IPC en los últimos 10 años
Subidas y Bajadas Anuales del IPC en España

Como se puede ver entre los años 2010 y 2020 el año que más subió el IPC (es decir el año en que más subieron los precios) fue un 3.4% y el que menos el -1.3%.

No voy a hacer un análisis de lo que una cuenta corriente te da por tener el dinero en la cuenta, pero voy a ser muy generosa y voy a poner que por tener el dinero en el banco, en una cuenta normal nos dan el 0.05% (normalmente incluso menos).

Un ejemplo sencillo

Ahora imaginemos que en el 2010 nos queríamos comprar un ordenador que costaba 1.000€. Nos lo pensamos mejor y dejamos el dinero en la cuenta sin hacerle caso hasta el año 2020.

En el año 2020 nuestro dinero había crecido en la cuenta 5€. Es decir, ahora teníamos 1.005€ gracias a los intereses que nos había ido pagando el banco.

Así que cogemos nuestro dinero y nos vamos a la tienda a comprar el ordenador, pero lo que sucede es que cuando vamos a pagarlo nos damos cuenta de que el ordenador ya no vale 1.000€, ahora vale 1.130€.

En la siguiente gráfica veréis una comparativa de lo que crecerían 1.000€ en una cuenta corriente del banco y lo que se encarece algo que vale 1.000€ en la tienda a lo largo de 10 años.

cuanto crece el IPC comparado con cuanto crece el dinero en una cuenta bancaria
Crecimiento del IPC contra crecimiento del dinero en una cuenta bancaria

Del ejemplo podemos entender que si metimos 1.000€ en una cuenta bancaria hace 10 años habremos perdido 25€. Es decir, dejar dinero en una cuenta del banco sin más, es perder dinero. Dejar el dinero quieto no es ahorrar dinero, es perderlo.

Si en vez de 1.000€ una persona tenía en la cuenta 100.000€, entonces no habrá perdido 25€, habrá perdido 2.500€.

Lo que yo hago

Lo que yo intento hacer es ganarle la carrera al IPC. E intentar invertir el dinero en cualquier sitio donde al menos consigas que te rinda tanto como el IPC. Las maneras de invertirlo pueden ser muchas, y vamos a ir explicando las más sencillas poco a poco.

El consejo de tu vecina

Querido vecino, sé que es muy cómodo dejar el dinero en la cuenta del banco. O que te da miedo invertirlo y prefieres guardarlo debajo de un colchón. Pero por favor, traza un plan e intenta ganarle la carrera al IPC. Si me invitas a un café, te explicaré como. Pero, como siempre te digo, esto es simplemente el consejo de una vecina. Siempre estás en tu derecho de hacer lo que quieras.

Para que no te pierdas

Si acabas de caer en este blog puedes empezar leyendo la entrada de cómo elegir un banco sin comisiones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *