Categorías
INDEPENDENCIA FINANCIERA INVERSIÓN

El inversor paciente

El inversor paciente tiene más probabilidades de que le vaya bien. Sobre todo los que somos inversores a largo plazo, desde que plantamos la semilla hasta que nos comemos lo fruta va a pasar mucho mucho tiempo. Pero eso no quiere decir que desde que plantamos la semilla hasta que nos comemos la fruta no tengamos que ir de vez en cuando a mirar si el árbol va recto o torcido.

Así que voy a usar esta similitud y el caso concreto de unos amigos míos para explicaros cuando y cuando no hay que ser paciente con las inversiones a largo plazo.

La similitud de la inversión y el árbol

Cuando inviertes estás plantando una semilla, como cuando plantas un árbol. Pero vamos a ver, nadie esperará comerse una manzana después de 10 años si hoy ha tirado la semilla en el asfalto de una carretera o en mitad de un desierto. Si dentro de 10 años te quieres comer unas manzanas jugosas ahora mismo buscarás un buen terreno con la cantidad de agua y tierra que son necesarias. Y cada poco tiempo mirarás si el tronco va recto o torcido y si necesita ser trasplantado a otro macetero más grande o a otro sitio con menos viento.

Igualmente si vas a invertir para vivir de las rentas dentro de unos años, tendrás que elegir muy muy bien donde invertir ese dinero, igual que miras que no estás plantando el árbol en un desierto. Y mirarás cómo van esas inversiones, si se mantienen, si van subiendo o si van cayendo. Y al igual que el árbol torcido por el viento, si hace falta moverás ese dinero invertido a un terreno más próspero, es decir venderás lo que no funciona y comprarás en algo que esté funcionando, porque puede ser que el análisis que hiciste al invertir la primera vez no fuese el adecuado.

El inversor paciente sí, pero no siempre

Por lo tanto, al invertir hay que tener paciencia, pero la paciencia no es para ver cómo se esfuma tu dinero y al final no tienes nada. La paciencia es para saber que a veces hay rechas malas, crisis, etc. y entender que de ellas se sale y que tus inversiones seguirán la tendencia que tenían antes de la crisis. Y ahí está la clave, en la tendencia. Cuando durante un tiempo largo la tendencia de tu inversión es cuesta abajo y no prevés que vaya a haber un cambio, una moda o un milagro que cambie esa tendencia, entonces por favor, adiós paciencia. Si la tendencia era alcista y crees que la crisis que estás viviendo no afecta a su tipo de negocio, entonces sí, paciencia.

Os pongo el ejemplo de unos amigos que su querida asesora del banco les colocó un montón de acciones del mismo banco. Y esa fue la inversión de mis amigos. Todo mal, todos los huevos en la misma cesta, todos los huevos en el mismo país, todos los huevos en el mismo sector y todos los huevos en la misma empresa y todos los huevos en el mismo tipo de activo. Cuando la inversión empezó a ir mal, mis amigos confiaron en una asesora que les decía » en las inversiones hay que tener paciencia». Y así una y otra vez, esperaron pacientes a que su dinero acabase casi casi desapareciendo.

Un ejemplo de paciencia

Pongamos el ejemplo de la siguiente imagen. Es la evolución de los últimos 5 años de los índices S&P 500 e IBEX 35 (imágenes de la izquierda) y de dos empresas Amazon y BBVA (imágenes de la derecha).

el inversor paciente
El inversor paciente con la tendencia alcista

Si hubieses invertido hace 5 años en los dos índices y las dos empresas podrás tener paciencia con el S&P 500 y con Amazon en diversos momentos (en el 2019, en el coronavirus del 2020, etc.) y todo irá bien. En los casos del S&P 500 y de Amazon el inversor paciente tendrá las de ganar. En el caso del BBVA allá cada uno con su nivel de paciencia…y con el IBEX35 bueno, tal vez algo se pueda rascar.

El consejo de tu vecina

Yo hace años cometí el mismo error que cometen los principiantes, porque entonces aún no existían los roboadvisor… Invertí en empresas españolas (porque las conocía) y sinceramente se me acabó la paciencia y poco a poco voy a ir deshaciendo posiciones y vendiendo algunas de ellas (no todas porque parte del IBEX me va muy bien). Se me ha acabado la paciencia y también ya se me ha borrado el cariño con el que las compré (que también mantuve durante demasiado tiempo por cariño, todo hay que decirlo).

Vecino, tienes unas acciones de algún banco enquistadas, no te encariñes ni agarres a acciones en una larga tendencia bajista de años, porque probablemente ya nunca volverás a ser lo que un día fueron…véndelas y busca valores que sean fuertes y tengan un buen potencial alcista.

Pero recuerda que estos es una simple conversación de vecinos de escalera. Piensa, infórmate y responsabilízate de la decisión que tomes de lo que vas a hacer con tu dinero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *