Categorías
INDEPENDENCIA FINANCIERA INVERSIÓN

Comprar inmuebles en subastas

Comprar inmuebles o propiedades en subastas puede parecer raro o difícil pero es posible y más fácil de los que parece. Y es una manera estupenda de invertir, porque puedes adquirir un bien para luego alquilar a un precio razonable y estarás más cerca de tu independencia financiera convirtiéndote en rentista. O al menos puedes intentarlo y divertirte un rato, no tienes nada que perder.

subastas judiciales o como comprar inmuebles y bienes en subastas
Subasta Judicial (Imagen de succo )

Qué tipos de subastas hay

A parte de las subastas privadas, de las que no tengo la menor idea, existen subastas judiciales y subastas administrativas. El origen de ambas es la misma, alguien o una empresa ha acumulado una serie de deudas a las que no puede hacer frente, y por lo tanto le obligarán a pagar esas deudas vendiendo lo que sea que puede vender: viviendas, oficinas, coches, joyas, etc. Cuando esos bienes se vendan en la subasta se pagará a los acreedores con el dinero conseguido.

  • las subastas judiciales: cuando alguien no quiere pagar voluntariamente a sus acreedores se le obliga judicialmente a vender lo que tenga para pagar con el dinero recaudado a sus deudores.
  • las subastas administrativas: pueden ser subastas de los ayuntamientos, de hacienda, de la seguridad social, etc. y normalmente son de empresarios que no han pagado a la seguridad social, a hacienda, etc. los impuestos correspondientes.

Dónde encontrar subastas para invertir

Lo bueno de las subastas judiciales o administrativas es que son públicas y por lo tanto se pueden encontrar fácilmente en internet, de hecho, ahora también se puede pujar on-line con lo que resulta una maravilla.

Para encontrar basta con meter en google pero bueno, te pongo aquí unos links a modo de ejemplo para que empieces a curiosear: las subastas del ministerio de justicia de España, las subastas de la justicia vasca, subastas de bienes embargados por la seguridad social, subastas de la hacienda de Bizkaia, etc. como veis, hay subastas para aburrir un rato.

Casi todos los enlaces que te propongo tienen buscadores y puedes hacer búsquedas según lo quieras comprar. Así puedes buscar pisos, locales, etc.

Cómo yo compré en una subasta

Por ejemplo, después de la crisis del ladrillo en España muchas empresas de construcción quebraron, entre ellas la constructora de mi piso. (Aquí no me puedo aguantar y tengo hacer el apunte que tanto el contructor de mi edificio como sus hijas conducían Porche Cayenne antes de quebrar, vaya locura aquella época).

La empresa antes de quebrar todavía era propietaria de algunas plazas de garaje en mi edifico que aún no había vendido. El precio al que las vendía eran 25.000€. Por lo tanto, el tema salió en la reunión de vecinos porque nos debían su cuota de la comunidad correspondiente a esas plazas.

Según me enteré de que habían quebrado fui a la caja en la que sabía que tenían sus cuentas y que también era la mía y pedí que me diesen el contacto del abogado que llevaba a cabo la subasta. Cuando lo conseguí llamé y simplemente me informé de cómo y cuando iba a tener lugar la subasta.

Los pasos que seguí para pujar

Se trataba de una subasta a sobre cerrado, los pasos fueron estos:

  • en el despacho de abogados me informaron de la fecha de la subasta y me proporcionaron un número de cuenta
  • yo ingresé en ese número de cuenta el 10% del importe que estaba dispuesta a pagar por la plaza de garaje
  • introduje en un sobre el justificante de ingreso junto con un papel en el que ponía el número de plaza de garaje por el que quería pujar (había varias)
  • llevé el sobre cerrado al despacho de abogados antes de la fecha señalada

El desenlace de la subasta

Había una plaza súper grande que es por la que yo pujé, lamentablemente alguien había pujado más que yo por aquella plaza. Por lo tanto en un principio no la había conseguido.

Así que me llamaron desde el despacho de abogados para decirme que podía o bien quedarme sin ninguna plaza y me devolverían el 10% que había puesto de fianza para apuntarme a la subasta, o quedarme con una de las plazas por las que nadie había pujado. Y eso es lo que hice, me quedé con una plaza más pequeña pero muy fácil de aparcar.

Para ello sólo tuve que hacer un cheque por dinero restante (el 90%) e ir a escriturar mi nueva plaza de garaje ante notario el día y hora que me dijeron.

En ese día me convertí en propietaria de una plaza de garaje que se estaba vendiendo en el mercado por 25.000€ (aunque era exagerado) por tan sólo 5.000€.

Qué es lo que he conseguido

Indudablemente he conseguido una plaza de garaje mucho más barata del precio por el que se estaban vendiendo. Ahora mismo no tengo ni idea del valor que puede tener porque no me he preocupado en tasarla, pero espero que más de los 5.000€ que pagué por ella. También obtengo el beneficio de alquilarla por lo que no cobro mucho y no siempre hay gente interesada, pero algo es algo y todo suma. Y por último si algún día quiero vender mi piso, creo que tendrá muchas más facilidades de venderse con dos plazas de garaje en vez de una única y encima puedo jugar con el margen de beneficio que me ha dado pagar tan poco por ella.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *