Categorías
INVERSIÓN

Qué son los índices bursátiles

En esta entrada voy a explicarte de una manera muy sencilla qué son los índices bursátiles y para qué los vamos a poder utilizar nosotros.

A estas alturas ya te he explicado lo que son las acciones de la bolsa. Que son esos pequeños cachos de empresa que puedes comprar y convertirte en un accionista. Las empresas que venden acciones a veces se agrupan en lo que se llaman índices bursátiles.

Los índices bursátiles con un ejemplo

Imaginemos la población del mundo entero. Hay todo tipo de personas altas, bajas, gordas, flacas, ricas, pobres, de un un país o de otro, hombres o mujeres, etc.

Ahora imaginemos que de todas las personas del mundo nos vamos a fijar en los que son rubios. Pero decidimos que entre todos esos rubios nos vamos a quedar con los 500 más rubios, los que tienen el pelo más claro de todos ellos. Y a ese grupo de súper rubios decidimos llamarle el índice «RUBIOS 500».

O imaginemos que de todas las personas del mundo nos fijamos en las que son americanas, y decidimos que de todas las personas americanas vamos a hacer un grupo con las 30 personas más gordas de esas 3000 personas americanas. Y a ese grupo de súper gordos americanos decidimos llamarle el índice «AMERICANOS GORDOS 30».

Los índices de la bolsa son exactamente eso, son grupos con unas características claras de todas las empresas que han decidido vender cachitos de sus empresas. El valor que en cada momento tiene cada índice se calcula haciendo una media ponderada con el valor de las acciones que lo componen.

Índices bursátiles por zona geográfica

Una manera de agrupar las empresas es por el país de origen de la misma. Así tenemos por ejemplo:

  • Eurostoxx 50: Agrupa a las 50 empresas Europeas más grandes
  • DAX 30: Agrupa a las 30 empresas Alemanas más grandes
  • IBEX 35: Agrupa a las 35 empresas más grandes de España
  • S&P 500: Agrupa a las 500 empresas mas importantes de USA
  • Nikkei 225: Agrupa a las 225 empresas más grandes de Japón
  • MSCI World: Agrupa a 1600 empresas de 23 países distintos
hay todo tipo de índices bursátiles, algunos cubren zonas geográficas, otros materias primas o divisas
Ejemplo de índice bursátil que agrupa empresas a nivel mundial

Índices bursátiles por sectores, etc.

Hay múltiples maneras de agrupar las empresas del mundo, como por ejemplo:

  • Ejemplos de índices sectoriales hay infinitos: sector bancario, construcción, empresas tecnológicas, etc.
  • Ejemplos de índices de divisas que miden el valor de una moneda frente a otras, índices de materias primas, etc.

Para qué nos van a servir a nosotros los índices bursátiles

Para nosotros, los índices bursátiles que tenemos que al menos conocer, saber que son, etc. es decir, los básicos son (doy por hecho que estáis leyendo desde España):

  • MSCI World: 1600 empresas del mundo desarrollado
  • MSCI Emerging markets: 1100 empresas de mercados emergentes
  • Eurostoxx 50, Ibex 35 y tal vez el S&P 500

Una vez que ya nos hemos familiarizado con los índices podemos hacer varias cosas con ellos:

  • Compararnos con ellos para ver si nuestras inversiones están yendo mejor o peor que un índice en concreto
  • Fijarnos en las empresas que los conforman, en las empresas que entran en el índice y en las que salen para ver si nos resulta interesante incorporarla o sacarla de nuestra cartera de inversión
  • Intentar replicarlos para que nuestra inversión se comporte más o menos parecido al índice

Fondos que replican los índices bursátiles

Hay fondos de inversión que se denominan fondos indexados que lo único que hacen es tener dentro de su fondo una réplica del índices. Se denominan ETFs.

Es muy interesante la inversión en ETFs puesto que sabemos que se va a comportar igual que el índice al que está intentando imitar. Se pueden comprar igual que las acciones, lo único que tendrán una pequeña comisión que se la lleva el gestor que replica el índice.

La comisión en los ETFs suele ser pequeña porque el gestor realmente no tiene que hacer un trabajo grande de análisis del estado de las empresas, ni andar mirando la cotización cada segundo para comprar o vender una acción determinada en un momento determinado.

El consejo de tu vecina

Por ahora como sólo estamos empezando sólo necesito que te vayas familiarizando con los conceptos de índice bursátil y ETF. También me gustaría que mirases de vez en cuando la cotización de algunos de estos índices.

Más adelante ya veremos como invertir en ETFs y las ventajas y desventajas que tiene. Pero esto es tan sólo el consejo de una vecina de portal, que puedes seguir o ignorar.

Categorías
AHORRO INDEPENDENCIA FINANCIERA INVERSIÓN MINIMALISMO

De trabajador a rentista

En esta entrada quería explicaros un poco mi filosofía del ahorro a la inversión y vivir de las rentas. En definitiva cómo intento yo pasar de ser un trabajador a ser un rentista.

dejar de trabajar para ser rentista
Dejar de ser un trabajador para ser un rentista (Imagen de Andrew Martin)

Durante los años en los que somos jóvenes y tenemos ganas y entusiasmo para trabajar cobraremos por nuestro trabajo, ahorraremos e invertiremos ese dinero. Nuestras inversiones (en la imagen hay algunos ejemplos de inversión) nos generarán unos ingresos extra que utilizaremos también para ahorrar y seguir invirtiendo.

flujo del dinero durante los años en los que trabajamos, ahorramos e invertimos el dinero ahorrado
Flujo del dinero antes de jubilarse, durante los años de trabajo

Los años que te toca trabajar duro

Si no has nacido en una familia rica, te acaba de tocar la lotería o de alguna manera te está lloviendo el dinero del cielo, siempre te tocará empezar por trabajar. Al principio del todo, esta será tu única fuente de ingresos.

Este trabajo puede ser porque has emprendido un negocio y trabajas por tu cuenta, o trabajas por cuenta ajena y cobras una nómina. Puedes haber estudiado una carrera o no. En cualquier caso cambias horas de tu día por dinero, sea de la forma que sea y hagas lo que hagas para ello.

El minimalismo como modo de ahorro

El pseudo-minimalismo que es lo que yo intento practicar te llevará al ahorro. Puedes leer algunas entradas sobre ahorro como o minimalismo en «calidad versus cantidad«, «minimalismo y ahorro«, «la hormiguita ahorradora«, «equilibro entre gastar y ahorrar» o «la rueda del hámster«.

El minimalismo no es algo que abracemos para ahorrar. El pseudo-minimalismo que yo practico es por otros motivos que explicaré en otras entradas, pero os avanzo lo siguiente: os hará sentir mejor, más libres, con más espacio en vuestra vida para recibir cosas buenas, os liberará de estrés y otro montón de aspectos positivos además de que ayudaremos a no contaminar el planeta.

En cualquier caso, el minimalismo, tenga el origen que tenga en vuestras vidas tendrá como consecuencia que ahorrareis dinero.

Qué hacer con los ahorros

Bien, cada mes habéis trabajado, habéis vivido por debajo de vuestras posibilidades, y por lo tanto habéis ahorrado. ¿y ahora qué?

Pues bien, una parte de vuestros ahorros se tiene que quedar en algún sitio del que podáis echar mano, como una cuenta bancaria, etc. los motivos son los siguientes:

  • tendrás dinero para una emergencia (una avería, un tema de salud…)
  • tendrás dinero disponible para gangas (inversiones baratas)

El resto de los ahorros yo creo que hay que invertirlos. Hay infinitas maneras de hacerlas pero aquí vamos a enumerar unas pocas.

Y todas estas inversiones os darán unos beneficios en forma de dividendos, rentas de alquiler, intereses por el dinero prestado, etc.

Qué hacer con las rentas

Aquí tienes dos opciones que puedes escoger para el dinero que has ganado en tus inversiones: gastarte el dinero que has ganado, lo cual no tiene ningún sentido o volver a invertirlo. Te recomiendo que leas los beneficios del interés compuesto.

Antes de jubilarte (a los 40, a los 50… cuando puedas o quieras) lo mejor será que reinviertas todas las rentas que vayas generando. Antes de jubilarte lo mejor es ahorrar y seguir invirtiendo.

El fin del ciclo del trabajo

El fin del ciclo se alcanza cuando seas capaz de generar suficientes rentas como para vivir (lo justo) y ahorrar (un poquito para imprevistos). Ya no habrá que ahorrar para invertir más. Algunos de los imprevistos que pueden suceder son como antes (temas de salud, un gasto que no esperabas, etc.) o los propios de no tener ingresos por trabajar (alguno de los inquilinos no paga el alquiler, una empresa cancela el dividendo, etc.)

cuando ya generemos suficientes rentas se podrá dejar de trabajar y vivir de los intereses, alquileres y otras fuentes de ingresos pasivos
Flujo del dinero después de jubilarse, vivir de las rentas

El consejo de la vecina

Querido vecino, ahora que eres aún joven trabaja duro. Consigue unos buenos ingresos pero gasta poco. Ahorra e invierte los ahorros en aquello que te haga sentir más cómodo. Y cuando te apetezca y te sientas seguro podrás dejar de trabajar, o trabajar menos horas, o ver mundo durante un año o aquello que se te ocurra hacer con el dinero que cobres de tus rentas.

Pero ya sabes, esto es sólo un pequeño chascarrillo de escalera…

Categorías
AHORRO INDEPENDENCIA FINANCIERA INVERSIÓN

Interés Compuesto

Como vimos en los post relacionados con el IPC, no es tarea fácil ganarle la carrera a la vida. Con la renta fija se arriesga poco y se consigue poca rentabilidad. Con la renta variable se arriesga más pero también hay posibilidad de ganar algo más. Pero lo que sí jugará a nuestro favor y nos ayudará un poco más a ganarle la carrera al IPC es el interés compuesto.

El interés compuesto se trata de que no te gastes aquellos beneficios que generes por tu renta fija (bien por tener el dinero en una cuenta bancaria o invirtiendo en deuda pública entre otros) o con los dividendos que cobres en tu renta variable o con cualquier otra forma de generar ingresos pasivos que te iré explicando.

Todos los ingresos pasivos que vayas generando los tienes que volver a invertir. Esto es especialmente interesante con los niños y con la gente joven (aunque el problema suele ser que uno de joven tiene poco dinero para invertir). El interés compuesto es especialmente beneficioso cuando más tiempo lo dejes trabajar para ti.

el interés compuesto necesita tiempo para trabajar y ayudarte a acumular más ahorros
La impostancia del tiempo en el interés compuesto (Imagen de Tumisu)

Un ejemplo

Vamos a extender el ejemplo que vimos con la renta fija y vamos a añadir un ejemplo de renta variable (en base a dividendos).

Acordaos siempre que los ejemplos que doy son versiones más o menos simplificadas. En este caso, entre otras cosas, vamos a simplificar los impuestos que hay que pagar cada vez que se cobra un interés de cualquier cosa, también vamos a ignorar las comisiones de cualquier tipo. También vamos a pensar que las empresas en bolsa se han mantenido igual y que todo ha tenido la misma rentabilidad todos los años.

En este caso nos vamos a imaginar a cuatro bebés, que al nacer han recibido un regalo de 1.000€. Con estos 1.000€ cada madre ha decidido hacer una cosa diferente. Veremos de qué les servirán a estos bebés los 1.000€ que tuvieron de regalo al nacer si cuando tienen 60 años deciden jubilarse pronto:

  • Madre normal: Metió los 1.000€ en una cuenta bancaria, en bonos del estado, en acciones, etc. Da igual en que los invirtió porque cada año usaba los intereses que generaba la cuenta para comprar algún capricho.
  • Madre ahorradora: Metió los 1.000€ en una cuenta bancaria a un 0,5%. Cada año dejaba los intereses que generaba la cuenta para que siguiesen estando en la cuenta.
  • Madre inversora: compró bonos del estado o acciones de una empresa que reparte dividendos a un 3% anual pero cada año usaba los dividendos para comprar nuevas acciones o bonos.

A los 60 años de edad, cada uno de los hijos tiene el siguiente capital para ayudarle en su jubilación.

el interés compuesto juega a tu favor y ayuda a que tus ahorros crezcan y cada vez tengas más dinero
comparativa del dinero acumulado

La fuerza del interés compuesto

La fuerza del interés compuesto es más importante cuando:

  • invertimos una cantidad importante de dinero
  • el interés que recibimos por nuestra inversión es grande
  • los años que lo podemos dejar invertido son muchos

Imaginemos que en el ejemplo anterior el bebé en vez de recibir un regalo de 1.000€ recibió una herencia de 100.000€ y su madre se lo invirtió en bolsa con dividendos del 3% reinvirtiendo los dividendos cada año. A los 60 años el bebé, ya en edad de jubilarse tendría casi 600.000€. Y si en vez de un dividendo del 3% lo que tenía eran 100.000€ durante 60 años al 5% (algo posible) entonces se jubilaría con casi 2.000.000€.

Lo que yo he hecho

El dinero que yo recibo en dividendos, etc. lo uso siempre para comprar más acciones. Nunca me lo gasto.

Y en cuanto nacieron mis hijos les abrí cada uno una cuenta en la que se les suman 50€ mensuales y también un fondo de inversión (del cual me arrepiento un poco y ya os contaré por qué) con 3.000€ en el que por ahora no estoy haciendo más aportaciones que la inicial.

El consejo de tu vecina

Querido vecino, no pienses que el dinero que tienes es poco para invertirlo y tampoco menosprecies el interés de esos bonos del estado o cualqueir otra inversión que se cruce en tu camino.

Ninguna inversión inicial es pequeña ni ningún interés es poco si dejas trabajar durante muchos años al interés compuesto.

Pero como siempre, este es el consejo de una vecina que puedes hacerle caso o no. Pero por favor, antes de olvidar esto que te estoy contando, echa un ojo en alguna de estas calculadoras de interés compuesto para calcular qué es lo que tendrías al jubilarte con esos pequeños ahorros que puede invertir ahora.

Categorías
INDEPENDENCIA FINANCIERA INVERSIÓN

Ingresos extra con dividendos

Una de las maneras fáciles que hay para completar tu sueldo o tu jubilación con una fuente de ingresos extra es el cobro de dividendos. Os explicaré cómo conseguir unos ingresos extra con dividendos.

Si ya sabes lo que son las acciones y lo que significa ser accionista o inversor de una empresa, sabrás que ganarás o perderás dinero dependiendo de cómo le haya ido a la empresa y si las acciones que has comprado las puedes vender más caras o más baratas de lo que las compraste.

Pero también puedes ganar algún dinero con algunas empresas independientemente del valor que tengan sus acciones. Algunas empresas deciden repartir parte de sus beneficios todos los años entre sus accionistas.

El reparto de parte de los beneficios entre los accionistas de la empresa se llama dividendo y generalmente funciona de la siguiente manera.

ingresos extra con dividendos de empresas
Conseguir ingresos extra cobrando dividendos

Cómo se calcula el dividendo

En Diciembre, cuando se cierran las cuentas de la empresa, se calculan los beneficios o pérdidas que ha tenido la empresa a lo largo del año. Si la empresa ha tenido beneficios en la Junta de Accionistas se puede decidir lo siguiente:

  • Si repartir los beneficios (dividendos) entre los accionistas o no
  • Cuánto dinero se repartirá por cada una de las acciones
  • Cuándo de pagará el dividendo en la cuenta de los accionistas

Tipos de dividendos

Existen diferentes tipos de dividendos:

  • Dividendo ordinario: El modo de repartir el dinero que acabo de explicar en el apartado anteriores un dividendo ordinario. Las empresas que tienen tradición de repartir dividendos ordinarios lo harán casi todos los años. Sólo dejarán de repartir dividendos en los años en que las cosas les han ido muy mal.
  • Dividendo extraordinario: A veces, si la empresa ha conseguido un ingreso extra por algún motivo puede decidir repartir un dividendo extraordinario. Los ingresos extra suelen ser porque han vendido filiales, edificios, etc.
  • Dividendo flexible: La empresa puede decidir si en vez de pagar el dinero del dividendo directamente al accionista se lo pagará con más acciones de la propia empresa. El accionista en vez de recibir dinero en su cuenta tendrá más acciones de la empresa.

Pros y contras de los dividendos

Las empresas que tienen tradición de pagar dividendos lo harán todos los años, salvo contadas excepciones. Y estas empresas atraen a muchos inversores que quieren recibir todos los años un minisueldo y que mantendrán las acciones en su cartera independientemente de si suben o bajan. Esto hace que el precio de las acciones de este tipo de empresas que tienen tradición de repartir dividendos se mantenga más o menos estable en el tiempo.

Sin embargo, si la empresa reparte dividendos, es un dinero que sale de la empresa. Es decir, la empresa tiene menos capital después de repartir el dividendo que antes de repartirlo, por lo tanto, el valor de la empresa y por lo tanto el valor de las acciones suelen bajar un poco después del reparto del dividendo. Las empresas que no reparten dividendos y utilizan ese dinero para invertir en la propia empresa, tienen más posibilidades de crecer, invertir en la propia empresa y cada vez valer más. Es decir, las empresas que no reparten dividendos tienen más posibilidades de ir mejor que las que los reparten.

Cuando un accionista recibe el dividendo en la cuenta, tendrá que pagar los impuestos (en el año 2020 hasta un 23%). Sin embargo si recibe el dividendo flexible con nuevas acciones o si la empresa no ha repartido dividendos (y por lo tanto ahora vale más) el Estado todavía no habrá podido meter la mano en su dinero.

Lo que yo he hecho

Como ya os explicaré más adelante yo he creado la mayor parte de mi cartera de inversión con acciones que tienen tradición de repartir dividendos.

Esto es porque lo que yo pretendo es jubilarme un poco antes y recibir un minisueldo todos los meses de los dividendos.

Hay gente que acumula riqueza y luego se jubila utilizando esa riqueza. A mí este sistema no me gusta porque hay que calcular los años que vas a vivir, si lo que has acumulado te va a durar todos los años que vivas, estimar cuánto será el IPC en esos años en lo que ya no generas ingresos, etc.

Yo prefiero que cuando me jubile no tenga que echar mano de lo que he acumulado y pueda vivir de los intereses que generan. Una manera de vivir de lo que has generado es cobrar los dividendos en tu cuenta.

Como todavía no me he jubilado, elijo empresas que tienen un dividendo alto y que su negocio me parece que funcionará bien muchos años. Si las empresas me dan la opción de elegir dividendo flexible, elijo que me den nuevas acciones en vez de pagarme el dividendo en cuenta. Si la empresa me paga el dividendo en mi cuenta lo ahorro (nunca me lo gasto) y lo utilizo para comprar más acciones de la empresa que en ese momento más me interese comprar.

Cuando ya esté jubilada, sin embargo, en la opción de dividendo flexible elegiré que me paguen el dividendo a cuenta y en vez de ahorrar el dividendo lo usaré para vivir.

El consejo de tu vecina

Querido vecino, mira en google » mejores dividendos España» o «mejores dividendos Europa» o «mejores dividendos USA» o lo que se te ocurra y mira qué porcentage del dinero que invirtieses en una acción se te pagaría en tu cuenta todos los años. Calcula cuánto dinero más o menos tendrías que tener invertido para sacarte un sueldo decente para pagarte a ti mismo sin necesidad de trabajar.

Simplemente te pido que le des una vuelta y lo vayas pensando. Te iré contanto más cosas, pero por ahora sólo piénsatelo. Pero como siempre, este es sólo el consejo de una simple vecina de escalera a la que puedes hacer caso o no.

Categorías
INDEPENDENCIA FINANCIERA INVERSIÓN

Qué son las acciones de la bolsa

Una manera muy simple de entender qué son las acciones de la bolsa es imaginarse una empresa muy grande que se divide en cachitos súper pequeños y cada cachito de esa empresa es una acción de la bolsa.

una acción es un cacho muy pequeño de una empresa, un accionista es ser el dueño de una pequeña parte de una empresa
Los accionistas son los dueños de una parte muy pequeña de una empresa (Imagen de moerschy)

Calcular el valor de una acción

Para saber cuál es el valor de esa acción lo primero que hay que hacer es saber cuál es el valor de la empresa en su totalidad.

Para calcular el valor de la empresa hay muchos métodos y pueden resultar complejos y no es nuestra intención ponernos a hacer valoraciones, pero en general diremos que se hace como con cualquier cosa sumando todo lo que esa empresa tiene (edificios, beneficios, etc.) y se resta todo lo que debe (créditos). Y si es una empresa cuyo valor no se puede calcular con cosas que se pueden tocar, pues se usará otro método.

Una vez que ya sepamos el valor de una empresa, dividimos el número que nos sale entre el número de cachitos en que la queremos partir y listo, tenemos el valor de la acción.

Por ejemplo si tenemos una empresa que hemos calculado que vale 100.000€ y la queremos partirla en 100.000 cachitos, entonces está claro que cada acción de esa empresa vale 1€.

La volatibilidad de las acciones

El valor de las empresas varía constantemente y por lo tanto también el precio de sus acciones. Esto es lo que se denomina volatibilidad.

Si el servicio que ofrece una empresa de repente se convierte en algo muy demandado por la gente entonces su valor subirá y si pasa lo contrario bajará.

Pongamos por ejemplo la epidemia del coronavirus en 2020. La empresa PharmaMar que estaba en marzo de 2020 en mínimos en abril se puso a vender tests para el COVID-19 como si no hubiese un mañana y su valor subió como la espuma. Al mismo tiempo se prohibieron todos los vuelos entre países para frenar la expansión del virus, y el valor de las empresas de aviación como Iberia cayó en picado.

ejemplo de cambio de cotización de empresas en bolsa según el contexto del coronavirus en 2020
Ejemplo del cambio de valor de dos empresas durante el coronavirus en 2020

El valor de las empresas puede cambiar por otros muchos motivos, y el valor de sus acciones también. Y no nos vamos a poner a analizarlos todos. Lo que tenemos que tener claro es que en cualquier momento puede cambiar el valor de cualquier empresa y mucho. Y por lo tanto también cambia el valor de sus acciones (los cachitos de la empresa).

Es por ello que invertir comprando acciones es invertir en renta variable. Porque el valor de lo que hemos comprado no es fijo y varía en el tiempo.

Qué acciones podemos comprar

No podemos comprar acciones de todas las empresas del mundo porque no todas las empresas quieren vender cachitos. Pongamos el ejemplo simple de la carnicería del barrio, los dueños de la carnicería son los únicos dueños de su negocio y ni han calculado su valor, ni lo han dividido en cachitos y mucho menos han ofrecido a nadie comprarles un cachito de su empresa.

Sin embargo, si esa carnicería quisiese ampliar el negocio y necesitase dinero para montar un montón de carnicerías a lo largo del país entonces necesitaría un dinero que no tiene. Ese es principalmente el motivo por el que una empresa decide vender cachitos de su empresa, para conseguir más dinero y poder invertirlo en ampliar el negocio.

Qué significa ser accionista

Desde el mismo momento en el que los dueños de un negocio venden acciones o cachitos de su empresa, entonces ya dejan de ser los únicos propietarios de su empresa y ahora serán dueños de la empresa todos aquellos que hayan comprado acciones de la misma.

Si has comprado aunque sea una única acción de una empresa, ya eres accionista o inversor. Ya eres uno de los pocos o muchos dueños que tiene esa empresa. Siguiendo con el ejemplo de la empresa que está valorada en 100.000€ y se ha dividido en acciones de 1€ cada una, si compras 1.000€ en acciones te habrás convertido en el propietario de un 1% de la empresa.

Los accionistas son propietarios de la empresa y podrán recibir beneficios de la empresa (dividendos), y también podrán tomar parte en la toma de decisiones de la empresa. Para tomar decisiones de la empresa podrán ir a la Junta de Accionistas de la empresa y emitir el voto que consideren.

En el momento que quieras dejar de ser accionista de una empresa, lo único que tienes que hacer es vender tus acciones de la misma. Si tienes suerte las venderás a un precio mayor del que las compraste y si no, pues las venderás más baratas.

El consejo de tu vecina

Querido vecino, si alguna vez has pensado que te gustaría ser dueño de tu propio negocio, pero no sabes en qué negocio, ni cómo empezar, ni cómo hacerlo, te aconsejo que te subas al carro del accionista.

Como cualquier negocio puede que te salga bien o puede que te salga mal, pero la satisfacción que sentirás de poseer aunque sea una baldosa de esa empresa que tanto te gusta no se paga con dinero.

Para mí es muy gratificante saber que soy accionista de Iberdola cada vez que pongo en marcha la lavadora, o que soy accionista de AXA cada vez que renuevo la póliza de mi seguro.

Pero como siempre te digo, esto es sólo el consejo de vecina que te estoy dando aquí en mitad de la escalera. Piénsalo, medítalo y haz lo que tú creas que es más conveniente para ti.

Categorías
INDEPENDENCIA FINANCIERA INVERSIÓN

IPC vs Deuda Pública

A estas alturas ya hemos visto dos maneras de manejar tu dinero. Una es dejarlo en una cuenta bancaria normal y corriente y dejar que el IPC te coma tus ahorros y la otra es abrirte una cuenta en el banco de España e invertir en deuda pública. Veremos quién gana la batalla del IPC vs la Deuda Pública.

Ahora vamos a hacer una comparativa entre el dinero que tendrías hoy, año 2020, si hubieses tenido 1.000€ en una cuenta bancaria de tu caja de ahorros o hubieses comprado una obligación del estado a 10 años.

En el año 2010 España estaba inmersa en una crisis, y por lo tanto necesitaba bastante dinero prestado y poca gente estaba dispuesta a dárselo. Por ello, el bono español a 10 años en 2010 rentaba aproximadamente un 5%. También las cuentas rentaban más que ahora, mirando la hemeroteca vamos aponer un 1% y ahora, año 2020, rentan un 0,05%, así que como va variando y lo quiero hacer fácil voy a poner que ha rentado todos los años un 0,5%.

1.000€ prestados al Estado en 2010

Después de prestarle al Estado 1.000€ en el año 2010 ahora tendríamos:

  • Los 1.000€ que le prestamos
  • El estado nos pagaría 50€ de intereses
  • De los 50% en intereses pagaríamos 9,75€ de impuestos
  • También le tenemos que pagar la comisión al Banco de España de unos 11€

Con lo cual ahora tendríamos unos 1.030€ aproximadamente.

1.000€ en una cuenta desde 2010

Después de ahorrar 1.000€ en el año 2010 ahora tendríamos en nuestra cuenta:

  • Los 1.000€ que metimos en la cuenta
  • El banco nos daría 5€ de intereses
  • De los 5€ de intereses el Estado nos cobraría casi 1€ de impuestos

Con lo cual ahora tendríamos unos 1.005€ aproximadamente.

Comparando todo con el IPC

El IPC varió entre el año 2010 y 2020 pero en general se puede decir que entre esos 10 años el IPC (es decir, lo que cuestan las cosas) subió un 12,4%.

Con lo cual, si seguimos con el ejemplo tenemos dos personas que en 2010€ se querían comprarse un ordenador que costaba 1.000€. Esas personas decidieron esperar y comprarse el ordenador 10 años más tarde.

El dinero que ahorraron de no comprarse el ordenador, uno de ellos decidió ponerlo en una cuenta corriente y el otro invertirlo en bonos del estado. Por lo tanto tendremos que:

  • Por el incremento del IPC, un ordenador que en 2010 costaba 1.000€ en 2020 cuesta 1.130€.
  • La persona que dejó 1.000€ durante 10 años en la cuenta corriente ahora tiene 1.005€. Si quiere comprarse el mismo ordenador que hace 10 años ahora le faltan 125€ para poder comprárselo.
  • La persona que compró 1.000€ en bonos del estado a 10 años ahora tiene 1.030€, así que le faltan 100€ para poder comprar el ordenador.

La conclusión

Ni con bonos del estado a 10 años, ni con la rentabilidad de una cuenta común hemos conseguido batir al IPC del mismo país donde compramos los bonos. Pero cuidado, porque esto es sólo un ejemplo, puede haber situaciones en las que sí se consiga. Yo sólo he puesto el ejemplo de lo que pasaró entre el año 2010 y 2020. Y te lo muestro en la siguiente imagen:

comparativa del crecimiento en 10 años del IPC o del dinero en una cuenta bancaria o del dinero invertido en bonos del estado
Crecimiento del IPC contra las cuentas bancarias y los bonos del estado

El consejo de la vecina

Querido vecino, si quieres disponer en cualquier momento de tu dinero, déjalo en tu cuenta bancaria. Estarás perdiendo dinero pero a cambio podrás echar mano de él en cualquier momento. Si no lo necesitas y no quieres correr ningún riesgo puedes comprarte unos bonos del estado si te apetece, de hecho es lo que muy probablemente esté haciendo tu banco con el dinero que tú tienes en su cuenta.

Pero por supuesto, este es el simple consejo de una vecina de escalera que te está contando lo que ella haría en tu lugar. Pero tú eres libre de hacer lo que quieras.

Categorías
INDEPENDENCIA FINANCIERA INVERSIÓN

Qué es la Deuda Pública

En esta entrada voy a explicar qué es la deuda pública, que es una de las primeras maneras de invertir que probé yo. Se trata de la compra de deuda pública, y la voy a explicar de manera muy simplificada.

Cuando una persona vive por encima de sus posibilidades y no le llega el dinero para vivir las opciones que tiene son las siguientes:

  • Pedir un aumento de sueldo en su empresa
  • Robar
  • Pedir dinero prestado al banco o a cualquiera

Al igual que las personas los países suelen vivir por encima de sus posibilidades también, y necesitan casi siempre más dinero del que tienen. Las opciones de un país para conseguir dinero son más o menos las mismas:

  • Pedirán al Banco de España que fabrique más dinero (como nuestro aumento de sueldo)
  • Subirán los impuestos a los ciudadanos (igual que robar pero de manera legal)
  • Y también pedirán dinero prestado (a cualquiera que se lo quiera prestar, igual que nosotros)

Si decides prestarle tu dinero a España o a cualquier otro país te convertirás en un inversor de renta fija.

Como España pide dinero prestado

Pues España organiza subastas para conseguir dinero. Todos los meses, varias veces al mes, pide dinero prestado a quién se lo quiera prestar. Para saber qué día se realizará una subasta hay que consultar el calendario y si quieres puedes ese día acudir a la subasta a comprar su deuda.

cuando un país necesita dinero hace una subasta de su deuda y la podemos comprar
Subasta de deuda pública (Imagen de Clker-Free-Vector-Images)

España en este momento tiene tres maneras de pedir dinero:

  • letras del tesoro: le prestas dinero a España y te lo devuelve rápidamente (en 3, 6, 9 ó 12 meses)
  • bonos del estado: le prestas dinero a España y te lo devuelve a medio plazo (en 2, 3 ó 5 años)
  • obligaciones del estado: le prestas dinero a España y te lo devuelve a medio plazo (en 10, 15 ó 30 años)

Cuánto me dan por comprar deuda

Cuanto más fastidiado esté un país (es decir, más cerca de la banca rota) más riesgo tienes de que no te devuelva lo que le prestaste, y por lo tanto más interés te va a pagar (más rentable te va a salir la inversión). Por ejemplo, en el año 2012 un bono griego a 10 años daba una rentabilidad mayor al 30% porque todo el mundo pensaba que el país se iba a ir a pique.

Cuanto más fuerte sea la economía de un país más seguridad tienes de que te devuelva lo que le prestaste y por lo tanto menos rentabilidad te va a dar. En el año 2019 por ejemplo el bono suizo a 10% cotizó rentaba al -1%, porque todo el mundo confía mucho en la economía Suiza. Por qué alguien querría comprar deuda a un interés negativo lo dejo para explicarlo mucho más adelante.

Un ejemplo

Vamos a poner un ejemplo con los resultados de emisión de obligaciones del estado a 10 años. Si hoy yo, año 2020, comprase bonos del estado a 10 años me habría tocado un interés del 0.69% y lo que yo recibiría es aproximadamente lo siguiente:

  • cada año hasta el 2029 recibiría aproximadamente 5€
  • en el 2030 me darían otros 5€ y me devolverían los 1.000€ que les presté

Pero aún peor, de todos los cobros de 5€ aproximadamente que me han dado (se llaman cupones) tengo que descontar los impuestos y la comisión del banco de España. Así que si sumamos todos los cupones más el dinero que les presté al final la conclusión es que me han devuelto 1.030,79€.

  • si en el 2020 le presté 1.000€ a España y 10 años más tarde me devuelve 1.030,79€

Puedes hacer tus propios cálculos para ver si te convence con la calculadora que tiene la página web del Tesoro.

Lo que yo hago

Comprar deuda pública es bastante sencillo, pero para poder hacerlo hay que primero hacer unas cuantas cosas engorrosas: abrirse una cuenta en el banco de España, tener un lector de DNI electrónico en el ordenador, tener los certificados instalados al día, etc.

Yo en su día lo hice, tuve una temporada en la que compré letras del tesoro. Pero al final me aburrí y lo dejé.

El consejo de la vecina

Querido vecino, ahora mismo la deuda Española no da para gran cosa pero si no te atreves a correr grandes riesgo tal vez sea una opción para ti. Con ello difícilmente consigas la independencia financiera. Otro día tal vez te explique como comprar deuda de otros países que lo estén pasando peor que el nuestro por si te animas.

Para que no te pierdas

Si acabas de llegar a este blog, y te has saltado todo lo demás, tal vez puedas empezar por la entrada de como ganarle la carrera al IPC.